Don José, de 85 años, vende peluches en Toluca para llevar comida a casa

0
638
FOTO: Victoria Acevedo

POR Tonantzin ROMERO

Don José Martínez tiene 85 años, vive con su esposa, su hija y sus nietos, se dedica a la elaboración y venta de peluches, es originario de San Cristóbal Huichochitlán, Toluca, y ahí mismo tiene su taller.

Hoy, a pesar de la pandemia, don José salió temprano de su casa para poder ofrecer los peluches que hizo con anterioridad, ya que de eso depende su familia y si no vende, no habrá comida.

Don José, de 85 años, vende peluches en Toluca para llevar comida a casa - Ene 5, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

La vuelta al Semáforo Rojo no se la ha dejado fácil, ahora, debe esconderse de los operativos para evitar que le quiten los peluches que tanto trabajo le ha costado hacer.

Llegó a las 10 de la mañana al Parque Urawa, el hambre ha comenzado ha hacer mella, sin embargo, es la hora en la que no ha vendido ni un solo peluche. Él considera que sus productos no son caros, cada uno cuesta $100, pero la gente prefiere ir a abarrotar los supermercados para comprar juguetes mucho más caros y, a veces, a crearse una deuda que les pesará el resto del año.

Don José, de 85 años, vende peluches en Toluca para llevar comida a casa - Ene 5, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

Don José sabe que no puede competir con las grandes jugueterías, no tiene la publicidad ni la producción de las empresas, pero mantiene la esperanza de poder terminar de vender sus peluches y llevarse unos pesitos para la comida de hoy.

Él también sabe que, por su edad, es una persona de riesgo y, aunque no padece de ninguna enfermedad crónica, teme contagiarse de Covid; sus vecinos fallecieron por eso; pero la necesidad lo obliga a salir.