Rescatan cuerpos

1
142
Tragedia bajo tierra… Elementos del Ejército mexicano, de la Comisión Estatal de Seguridad, un helicóptero relámpago y unidades de rescate de Morelos recuperaron este lunes los tres cuerpos de las personas -entre ellas dos niños- que quedaron sepultadas tras el desgajamiento de un cerro en Ocuilan. Por desgracia todos perdieron la vida. (Foto: Juan Hernández)
  • Tres personas, entre ellas dos menores de edad, quedaron sepultadas en Ocuilan.

 

    Autoridades del Estado de México, y de Morelos, en coordinación con personal del Ejército Mexicano, la Cruz Roja y Bomberos de Cuernavaca, así como del ERUM de la Ciudad de México, participaron en el rescate de los cuerpos tres personas, entre ellos dos infantes, quienes fueron arrastrados por el deslave de la ladera de un cerro, en la comunidad de Ahuatenco en Ocuilan, en los límites con Cuernavaca.

Luego de las nueve de la noche del domingo pasado, los cuerpos de emergencias de ambas entidades recibieron un reporte, de que Ricardo Linares Almazán de 9 años de edad y Yaritzi Raquel Franco Linares de 14 años, así como de Yauri Jiménez Rodríguez de 20 años, originarios del estado de Morelos, se encontraban en el lugar de los hechos, cuando comenzó el deslave de tierra, que los arrastró y los sepultó.

Los vecinos avisaron a las autoridades, por lo que diversas instituciones como la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES), la Coordinación General de Protección Civil, y el Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM), además de un helicóptero del agrupamiento de rescate aéreo Relámpagos, en coordinación con autoridades de Morelos, así como el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Ciudad de México, el Ejército Mexicano, la Cruz Roja y Bomberos de Cuernavaca, comenzaron la búsqueda de las personas.

Momentos más tarde, fue rescatada aún con vida, la jovencita de 14 años, la cual fue trasladada al Hospital General de Cuernavaca, Dr. José G. Parres, donde después falleció.

Pasado el mediodía de este lunes, las autoridades participantes localizaron los cuerpos sin vida del niño de 9 años, y la joven de 20, de lo cual tomó conocimiento el Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), para las acciones correspondientes.