No están solos, dice Nuño Mayer

160
52
México.- El secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer toma protesta al Consejo Nacional de Participación Social en la Educación 2016-2017, en el salón Hispanoamericano de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

* Nadie tiene derecho a retener de manera ilegal a personas; a humillar a otros porque piensas distinto.

México.- El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, hizo un amplio reconocimiento a los maestros que a pesar de medidas de intimidación y represivas en su contra están cumpliendo con convicción y vocación con su deber de dar clases, de supervisar escuelas y con la ley, y les dejó claro que “no están solos”.

“Tienen el respaldo del titular de la SEP y del gobierno federal”, señaló el funcionario en un mensaje emitido antes de poner en marcha el Consejo Nacional de Participación Social en la Educación 2016-2017, en el salón Hispanoamericano de la dependencia en la Ciudad de México.

Expuso que lo sucedido el martes en Chiapas no es una práctica aislada; desafortunadamente, con la incitación de algunos líderes de la CNTE, hay prácticas ilegales y represivas a maestros y padres de familia en Michoacán, Oaxaca y particularmente Chiapas, que han buscado inhibir el que varios de ellos cumplan con su obligación de que los niños estén en la escuela.

Nuño Mayer dejó claro que no habrá “ni un paso atrás en la reforma educativa” y denunció que la disidencia magisterial ha buscado por métodos coercitivos cerrar escuelas y buscar que por la fuerza maestras, maestros y padres de familia apoyen un movimiento que ellos han decidido no apoyar.

El funcionario federal calificó como inaceptables e indignantes los hechos ocurridos en la víspera en Comitán, Chiapas, donde docentes que cumplían con su deber fueron retenidos y humillados.

Dijo que instruyó a funcionarios de la dependencia para que coadyuven con la Procuraduría de Justicia de Chiapas a la investigación y al castigo de quienes sean responsables.

En ese contexto, felicitó a las maestras y a los maestros que a pesar de esas medidas de intimidación y represivas en su contra están cumpliendo con convicción y vocación con su deber de dar clases, de supervisar escuelas y con la ley.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) asentó que en un país democrático como México todas las ideas, puntos de vista y el derecho a la manifestación está absolutamente garantizado y respetado.

“Pero en la coyuntura que vivimos hay tres temas que también, en una sociedad democrática, plural y que aspira a fortalecer el Estado de derecho, son absolutamente inadmisibles.

“La primera es que nadie, sin importar su justificación, puede dejar a una niña o un niño sin asistir a la escuela y sin el derecho a tener una educación de calidad; en segundo lugar nadie tiene derecho, por diversos motivos, a querer coaccionar de manera ilegal, el comportamiento de otros.

“Nadie tiene derecho a retener de manera ilegal a personas; a humillar a otros porque piensas distinto, o a querer obligar a que alguien participe en alguna causa o movimiento”.

Tampoco, añadió, “nadie tiene derecho a querer estar por encima de la Constitución y a no cumplir con la ley”.

Reiteró que la SEP está abierta a un diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero éste no se dará mientras que para presionar y buscar esa conversación se siga manteniendo a los menores sin su derecho de asistir a las aulas.

Asimismo, cuando se pretenda forzar ese diálogo amedrentando y con prácticas ilegales que buscan coaccionar la acción de otros maestros y padres de familia.
El secretario de Educación dijo que habrá diálogo cuando ciento por ciento de los niños de Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas estén de regreso en las aulas, se frenen esas prácticas de humillación a maestros que no comparten sus puntos de vista y cuando se acepte lo que está en la Constitución sobre la reforma educativa.

Enfatizó que la reforma educativa es hoy la ley vigente y en su diseño y puesta en marcha se ha trabajado con maestros, sindicato, legisladores, padres de familia, el sector académico y una representación muy amplia de la sociedad, quienes coinciden en que es necesario hacer una transformación profunda para tener una educación de calidad.

“Quiero invitar a los líderes de la Coordinadora a que cambien de actitud, a que sepan que por parte del gobierno de la República hay disposición al diálogo, pero también convicción de que tenemos que trabajar en el Estado de derecho”, externó.