Nueva normalidad, hacia una nueva salud pública y global

0
928

POR Fernando Ariel GARCÍA TERRÓN

Para muchos, los términos salud pública y salud global resultan ser conceptos con poco o nulo significado. Para los que nos desenvolvemos en el área de la salud, sabemos que ambas ramas del conocimiento sanitario se han tornado críticas a lo largo de este 2020, derivado de la pandemia por el virus SARS-CoV-2. Ambos conceptos se antojan nuevos para un gran sector de la sociedad, es ahí donde radica la importancia de conocerlos y vincularlos a nuestra nueva normalidad.

 

La salud pública, como lo sostiene el Dr. Julio Frenk, un prominente médico, salubrista y sociólogo mexicano, es el punto de encuentro entre lo biológico y lo social, entre el individuo y la comunidad, entre el pensamiento y la acción. Es decir, es el campo que permite fusionar el rigor científico con el compromiso para mejorar las condiciones de salud en una población.

 

Por su parte, la salud global, nace como un complemento a la salud pública; en un mundo híper conectado donde hay cada vez una mayor interdependencia e integración económica, política y social la cuál trasciende las fronteras establecidas, trayendo consigo grandes beneficios, pero también grandes amenazas a la salud de las poblaciones. Debido a este fenómeno, surgen necesidades comunes entre naciones; es este el campo de acción de la salud global, misma que busca abordar las problemáticas mundiales en un ámbito local e interconectado.

 

Las enfermedades infecciosas son uno de los de los principales intereses de la salud global. Desde hace años se hablaba de que los sistemas de salud en todo el mundo se tenían que fortalecer a través de acciones de salud pública y cooperación internacional, ya que con la creciente globalización se podía esperar que la próxima gran pandemia fuera una verdadera catástrofe. Hoy vemos como estas predicciones fueron acertadas; nos encontramos viviendo la peor crisis sanitaria y social de los tiempos modernos.

 

Ningún gobierno en el mundo estaba preparado para enfrentar esta pandemia, la mayoría de los sistemas de salud se han visto abrumados y sobrepasados por el potencial infeccioso y letal de este nuevo virus causante de la COVID-19. La Organización Mundial de la Salud declaró en días pasados que, aunque ya hay más de una vacuna en fase 3 de ensayos clínicos, aún no contamos con una solución efectiva y definitiva para afrontar este virus y tal vez nunca la tengamos, así mismo sostiene que, hasta ahora, detener el avance del virus se reduce a las medidas básicas de salud pública: hacer pruebas, aislar y tratar a los pacientes de la mano del seguimiento de casos y contactos. Para la sociedad: mantener distanciamiento físico, uso de mascarillas y lavado de manos.

 

Nuestra forma de vivir ha cambiado radicalmente a lo largo de este 2020; la nueva normalidad nos ha inculcado el distanciamiento físico, no podemos llamarlo distanciamiento social, ya que, gracias a las nuevas tecnologías, podemos decir que estamos distantes físicamente de nuestros amigos y seres queridos, pero socialmente relacionados. El constante lavado de manos y uso de mascarillas en espacios públicos; medidas de salud pública sencillas, pero contundentes contra el virus que son y serán una nueva cotidianeidad.

 

Parte de esta nueva normalidad y dada la creciente relación de la salud global con temas críticos como la seguridad global, es necesario renovar el pensamiento y la acción en materia de cooperación internacional en salud, se debe concientizar sobre la importancia de la solidaridad entre naciones buscando favorecer el mejoramiento, fortalecimiento y acceso a los sistemas de salud, se debe informar, empoderar y escuchar a las sociedades con la finalidad de detectar necesidades, buscando atenderlas y sobre todo comprender que la salud pública y la salud global son piezas fundamentales de esta, nuestra nueva normalidad.

 

En este espacio de opinión, de manera periódica, estaré abordando temas coyunturales relacionados con la salud pública y global.

 

AGT

 

El uso de cubrebocas demuestra solidaridad y afecto: ¡Úsalo!

 

Fernando Ariel García Terrón

Médico Cirujano por el Tecnológico de Monterrey, investigador adjunto en el Centro de Salud Pública y Global AHF en la Universidad de Miami y ayudante de investigación en la Fundación Mexicana para la Salud.

 

ariel_garcia_terron@hotmail.com

Twitter: @ArielGarciaT