Legaltech

0
197

POR Leazly VILLAR

El mundo esta cambiado,  la revolución digital es la nueva realidad y ante esto solo tenemos dos opciones, adaptarnos a la transición o quedarnos en el pasado y perder nuevas oportunidades de hacer negocios, hay cambios que se están produciendo incluso para quienes no deseen escuchar, aprender e  invertir, pero el mundo nunca más será igual.

La revolución tecnológica va a marcar la agenda de las firmas legales, la justicia  en línea es la nueva tendencia, los juzgados digitales deberán analizar y resolver los procedimientos en las plataformas y los abogados tendrán que conocer el manejo de las mismas, es menester tener un marco legal aplicable que regule de forma especifica los procedimientos toda vez que los términos legales y los procedimientos deberán ser más agiles y abreviados.

Estonia, se ha convertido en el primer país en proponer oficialmente la creación de un JUEZ ROBOT, que sirva para descongestionar los juzgados del país, la tecnología y la innovación pueden llegar a sustituir al personal de los tribunales, habrá que ver hasta qué punto los Robots tendrán la facultad de hacer la valoración jurídica, toda vez que la ley se interpreta, para dirimir las controversias de manera justa y los robots son programados con algoritmos para recibir instrucciones, pero no analizan ni razonan por sí mismos.

Dentro de los beneficios de la justicia en línea, son principalmente ambientales  tales  como el ahorro de energía de los edificios,  ahorro  en los recursos renovables,  como el uso, consumo y producción de papel y suministros de consumibles como tintas y papelería en general, ahorro en traslados para evitar el alto consumo de gasolina,  lo cual beneficia  el medio ambiente.

Por otro lado debemos conocer lo que está pasando en el mercado legal, todo abogado necesita aprender a innovar y los clientes necesitan justicia, en el proceso se perfeccionan tanto la mentalidad, como las habilidades y los usos que el cliente desea.

Las firmas legales deberán ser más predictivas que reactivas, dibujando los posibles escenarios y riesgos legales,  al  practicar la  Abogacía de los negocios, reconociendo que el derecho esta cambiando y la impartición de justicia va más allá de los conocimientos legales.

La digitalización está cambiando el mundo de la tecnología, las necesidades de los clientes evolucionan y se transforman, inteligencia artificial, chatbots habrá que desarrollar nuevas habilidades tecnológicas y soft skillis para lograr conectar con su cliente, aunque las consultas no sean presenciales.

Dentro de algunas de las nuevas competencias que necesitara el sector legal, serán el pensamiento crítico y la innovación, el aprendizaje activo, la creatividad, la iniciativa, se deberán de crear contenidos y nuevos métodos de enseñanza digitales.

Una nueva herramienta de practica para los juicios orales que pueden ejercer los abogados son las clases de zoom como una estrategia para interactuar en un juicio, desarrollando nuevas técnicas legales de argumentación.

Las nuevas habilidades legales incluyen competencias como gestión de proyectos, planificación de negocio, tecnología, networking, empatía, audacia, mentoring y  liderazgo, pero sobre todo innovar.

Hoy más que nunca los abogados necesitan dedicar más tiempo a explorar e identificar los problemas con sus clientes y compañeros antes de intentar resolverlos, ya que los usuarios tienen miedo de acudir a los tribunales, donde son más vulnerables de cualquier contagio o riesgo de salud, los abogados deben desarrollar nuevas habilidades  y perderle miedo a la tecnología.