A mi manerA

1
54
Donde manda "capitán", no gobiernan diputados.

Por Julio A. AGUIRRE

Donde manda "capitán", no gobiernan diputados.
Donde manda “capitán”, no gobiernan diputados.

*¿Cuál Poder? (Legislativo).
*Escándalo en la C. de Diputados.
*Servicial, sí; servil, no.

 

El arrepenti-miento es el remordimiento aceptado. Séneca Anneo.

    Nunca se debe perder la dignidad por conservar el trabajo. Sí lo haces terminarás perdiendo trabajo y dignidad, otra frase que en vida heredamos de nuestros padres.

    Ciertamente hay actividades donde, no lo dudamos, hay personajes que conocen la frase pero les importa un rábano ejecutarlo: La política uno de ellos.

    Poco importa o preocupa perder la dignidad al saber que el trabajo nunca lo malgastarán; por el contrario la frase la acomodan a su modo. Perder la dignidad para que puedas conservar tu trabajo, te vaya bien y te premien con nuevos cargos y jugosos contratos.

    El poder da todo, o casi todo. Lo que nunca se podrá comprar o recuperar es la dignidad.

    Entendemos que todos tenemos un jefe y si pregunta la hora tu contestas: “La hora que usted diga”. Podrás observar un color negro pero él te dirá: Es blanco; y tú, político, tendrás qué agachar la cabeza y expresar. “¿Verdad que sí jefe?. Se ve hermoso el color blanco”.

    Tu patrón estará en otro continente donde sin terminar de estornudar, tú, político que te encuentras en algún municipio de México estarás diciendo: “Salud, Jefe”.

    Ser servicial no es malo. Ser servil es denigrante.

    Callar cuando te lo piden y hablar cuando te lo ordenan significa no tener voz y voto. Tener atole en lugar de sangre en las venas.

    Eso en gran parte significa ser político. Aclarando que la idea y el comentario no buscan meter todas las manzanas en un mismo costal; hay servidores públicos comprometidos, con vergüenza, con carácter, con voz propia, con orgullo y con pantalones y/o falda, bien fajados.

    Lástima que estén en peligro de extinción.

LAMENTABLE

    Larga y seguramente innecesaria introducción para entrar al tema de hoy surgido desde el “Poder” Legislativo.

    Todo estaba listo, preparado y estudiado para que La Cámara de Diputados mexiquense aprobara los Matrimonios Igualitarios. Día Histórico, señalamos algunos basados en dichos y promesas de gente con el poder suficiente para expresarlo.

    De pronto nos regalan la frase: “Dijo mi “papá” que siempre no”… por el momento.

    Visiones y versiones diferentes. La Ley se echa para atrás debido a la reciente protesta de grupos civiles y religiosos que se oponen a las denominadas “Bodas Gay”.

    Podrán decir misa la parte a favor y los grupos en contra de dicha aprobación; lo cierto es que la Cámara de Diputados, con etiqueta de Poder Legislativo reculó debido a la presión y la orden vino de alguien; de alguien que está por encima de ellos.

    Justamente por motivos como el señalado los legisladores no tienen pizca de credibilidad de la ciudadanía. Los “representantes” del pueblo diciendo una cosa y haciendo otra en el momento clave.

    Son ellos quienes proponen y aprueban leyes, y son ellos quienes por órdenes de arriba agachan la cabeza, defraudan a la sociedad y quedan en ridículo.

    Cerremos el tema -por el día de hoy- con otra de las frases común es en este espacio. ¡Qué jodidos estamos!
    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que frui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

    Correo electrónico:
aguirre@8columnas.com.mx