Ejercitarse en casa promueve la salud mental

0
164

POR Sergio MACEDO GONZÁLEZ

El ejercicio además de brindar beneficios físicos también ofrece bienestar mental. En esta temporada de confinamiento la activación física en casa se convierte en una excelente alternativa para combatir el estrés, liberar tensión, despejar la mente, relajarse; pues, además de adoptar un estilo de vida saludable se fortalece el sistema inmunológico.

Con el regreso a semáforo rojo en la alerta sanitaria, decretado a mediados de diciembre del año pasado, de nueva cuenta gimnasios, deportivos, parques públicos cerraron sus puertas, por lo que decenas de deportistas y población en general tuvieron que suspender sus entrenamientos al aire libre hasta nuevo aviso. Sin embargo, un gran número de ellos continua con la activación física en sus hogares, ya que el ejercicio es una alternativa para prevenir y contrarrestar el estrés que produce el confinamiento.

El ser humano por naturaleza es nómada, no puede estar en confinamiento por mucho tiempo, pero la alerta sanitaria por corona virus obligó al mundo entero a resguardarse en casa para evitar la propagación de la enfermedad Covid-19. La ciudadana tuvo que modificar su forma de vida, además de implementar nuevas estrategias para sobrellevar el encierro, y el ejercicio en casa se ha convertido en una opción, no solo para bajar de peso y mantener la figura, sino también para promover la salud mental de miles de personas que permanecen resguardados desde marzo del 2020.

Carlos Ignacio Ortega García, instructor personal y nutriólogo deportivo, indica que el hecho de estar en casa no es una limitante para ejercitarse, pues no se requiere aparatos sofisticados para comenzar a entrenar, una silla, garrafones de agua, una toalla, unas latas, unas mancuernas, un tapete y el peso del cuerpo son suficientes para comenzar, “está comprobado que después de 20 minutos de actividad física, el cerebro libera endorfinas, las hormonas del bienestar”.

Si alguien tiene una caminadora o bicicleta fija es momento desempolvarlas para comenzar a pedalear o caminar sin necesidad de salir de casa y exponerse al virus Sarscov2, si no se cuenta con estos aparatos, subir y bajar escaleras es suficiente,  o también utilizar objetos de uso cotidiano que se encuentran en la alacena o en bodega, “con una silla se pueden hacer múltiples ejercicios, sentadillas, lagartijas, movimientos para brazos, al subir y bajarla con las piernas se trabajan las piernas, glúteos; en internet existen muchas rutinas de todos los niveles, desde personas que nunca han hecho ejercicio, hasta entrenamientos intensos para deportistas consumados”.

Con unas botellas se pueden hacer rutinas para brazo, una mochila sustituye las mancuernas del gimnasio, una lata, libros, cualquier cosa es buena para la activación física; solo se requiere de 20 a 30 minutos para mejorar la salud física y mental, para oxigenar el cerebro, desestresarse, mantener la figura y al mismo tiempo que se fortalecer el sistema inmunológico, señaló.

Si bien se puede entrenar en casa y buscar información en internet, en la medida de lo posible valdría la pena acercarse con un profesional del deporte para que recomiende una rutina acorde a las características físicas y necesidades de cada persona.

Ortega García menciona que a la primera semana de iniciar un entrenamiento ya se sienten los cambios físicos y mentales, con solo 20 minutos diarios de actividad física moderada se libera la tensión, el estrés, pues el ejercicio es un antidepresivo natural, además de ser el primer paso hacia una vida saludable.

“La actividad física está vinculada con la salud preventiva, si haces ejercicio vas a oxigenar muy bien tu cuerpo, los niveles de colesterol, triglicéridos, glucosa se normalizan, de igual manera se previenen enfermedades cardio vasculares, respiratorias, osteoarticulares, no significa que un deportista sea inmune, pero las probabilidades de padecer un malestar disminuyen” subrayó Carlos Ortega.