La delación de Emilio Lozoya

0
188

POR Edgar ROMERO

 

El miércoles diecinueve de agosto del presente año, Emilio Ricardo Lozoya Austin presento ante la Fiscalía General de la Republica un documento de 65 fojas, donde realizo formal denuncia por hechos que podrían constituir algún delito.

 

Dentro del mismo documento puede leerse que en fecha veintitrés de junio de 2020 Lozoya Austin había solicitado al Titular de la Fiscalía General de la Republica se le otorgue la aplicación de un criterio de oportunidad incluso una salida alterna al conflicto penal y que por medio de la denuncia proporciona información eficiente y eficaz que permitirá a la Fiscalía la persecución de un delito mas grave.

 

La denuncia fue enderezada en contra de Enrique Peña Nieto, quien fuera Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; Felipe Calderón Hinojosa, quien fuera Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; Luis Videgaray Caso, quien al momento de los hechos fungía como Secretario de Hacienda y Crédito Publico; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servien, Salvador Vegas Casillas, Jorge Luis Lavalle Maury, David Penchina Grub, Ernesto Cordero Arroyo, quienes fueron Senadores de la República, Ricardo Anaya Cortés, quien fuera Diputado Federal, José Antonio Meade Kuribreña quien fuera Secretario de Energía y de Relaciones Exteriores, José Antonio González Anaya quien fuera Consejero de Pemex, Carlos Treviño Medina, entonces funcionario de Hacienda y posteriormente Director General de PEMEX, Rafael Caraveo Opengo, funcionario del Senado de la Republica; Lourdes Mendoza, entonces periodista y Carlos Salinas de Gortari entonces comisionista y cabildero del PAN, según consta en la propia denuncia.

 

La denuncia esta compuesta de nueve rubros: 1) caso Odebrecht y financiamientos de campañas del Partido Revolucionario Institucional; 2) Planeación para la aprobación y compra de votos de las reformas estructurales; 3) Etileno XXI etapa de Felipe Calderón; 4) Recursos adicionales para sobornar al PAN diferentes a los de Odebrech pero con el mismo propósito; 5) Otros hechos que reflejan el uso indebido del poder y trafico de influencias; 6)Pagos de votos y favores vía empresas privadas; 7) Gestión de contratos por Carlos Salinas de Gortari y robo de combustible; Etileno XXI pacto Transexenal, 9) Caso Agronitrogenados.

 

Las reacciones no se hicieron espera, en algunos medios de comunicación e incluso a través de las redes sociales casi la totalidad de los aludidos han fijado su postura, Ricardo Anaya Cortés presento una demanda en contra de Emilio Lozoya por daño moral, el Ex Presidente Peña indico que son falsas las declaraciones de Lozoya y que Lozoya actuó de mutuo propio traicionando su confianza, el Ex Presidente Calderón indico que son mentiras de un “testigo colaborador” y que se trata de una persecución política en su contra, etc, etc.

 

Definitivamente estamos viviendo un momento sin precedentes en nuestro país, a titulo personal celebro que se combata la corrupción, porque son insultantes las fortunas que han amasado al amparo de la impunidad muchos servidores públicos de los tres ordenes de gobierno, y aunque tenemos como antecedente próximo el caso de los Ex gobernadores Mario Villanueva Madrid, Andrés Granier, Jesus Reyna, Flavino Díaz, Guillermo Padres, Rodrigo Medina; Cesar Duarte, Rodrigo Borge, Fidel Herrera, Tomas Yarrington, Javier Duarte, nunca se ha enjuiciado y condenado  a un Ex Presidente de la Republica por actos de corrupción comprobada como ya sucedió en Brasil y en Perú por el caso Odebrecht.

Con la presentación de su denuncia Lozoya realizo señalamientos que merecen ser investigados, el pueblo de México quiere y merece saber la verdad legal, no la verdad política, las personas que han sido señaladas, tienen como cualquier persona en nuestro país, derecho a una investigación justa y objetiva libre de estereotipos, ha sido muy cuestionada la filtración que se hizo de la denuncia a los medios de comunicación, recordemos que hasta el momento se trata de una declaración que debe ser corroborada y verificada sobre la cual no se debe realizar juicios sumarios, porque eso daña gravemente el debido proceso, por otro lado, toda investigación debe manejarse de manera profesional y con toda la reserva posible, esto tiene como razón legal, la protección y el cuidado de la propia investigación, es decir, la protección de los testigos, de los indicios, de las pruebas, la Fiscalía al permitir que se filtre la información ha puesto en peligro grave a los testigos de los supuestos hechos, por eso es tan importante guardar las formas.

 

Lo único que se exige es que el Fiscal Gertz Manero haga bien su trabajo, que proteja la investigación y no permita que se contamine, que sea una investigación justa, impecable y que de establecerse con datos de prueba idóneos y pertinentes la existencia de un hecho delictuoso y la probabilidad de que los señalados lo cometieron o participaron en su comisión se formule la imputación respectiva, lo único que pedimos es que el caso se tome con la seriedad debida, lo único que pedimos es que esta investigación no sea un circo ni una bandera política, la única forma de demostrar que no son iguales es actuar con la razón y el derecho. ¿será posible?