LA MUERTE DE VICTORIA ES UNA MUESTRA MAS DEL ABUSO POLICIAL QUE SE GENERALIZA POR TODO EL PAÍS

0
86

La tarde del pasado sábado 27 de marzo Victoria Esperanza Salazar una mujer salvadoreña de 36 años fue “sometida” por policías de Tulum Quintana Roo quienes le provocaron una fractura en la partes superior de la columna que mas tarde le ocasiono la muerte, los videos que circulan en redes sociales revelan un acto atroz e indignante, apartado de todo cause legal y de los protocolos policiales de primer respondiente y detenciones de personas, lo que podemos observar en los videos no tiene justificación alguna, se trata de una pobre mujer no solamente sometida, sino también vejada y humillada, a quien a pesar de no representar ningún peligro nunca se le quitaron las esposas, nunca se pidió la atención de los servicios de emergencia, las imágenes hablan por si solas, la forma en como fue subida y trasladada en la camioneta donde finalmente murió es indignante.

 

Los cuatro policías que intervinieron en la muerte de Victoria ya han sido sentenciados incluso antes de que inicie el proceso, tanto Andrés Manuel López Obrador Presidente de México como Nayib Bukele Presidente del Salvador se han expresado públicamente condenando el asesinato de Victoria y claro que no podía ser de otra manera, afortunadamente en este asunto de manera particular contamos con el video que constituye la evidencia mas tangible del abuso policial, pero ¿cuantos y cuantos casos pasan día con día a lo largo y ancho de nuestro país sin que tengamos videos y menos justicia?

 

En pleno año 2021 las malas praxis policiales y ministeriales siguen siendo una constante, todos los días y en todas las fiscalías de nuestro país se siembra y se cultiva el delito, todos los días hay personas privadas de su libertad arbitrariamente, se les inventan portaciones de armas prohibidas, cohechos o delitos contra la salud con la finalidad de mantenerlos detenidos en sede ministerial durante las 48 horas (en algunas ocasiones incluso mas) mientras por otro lado se practican diligencias de reconocimientos en complicidad con defensores públicos incluso algunos privados para obtener ordenes de aprehensión, no descubrimos el hilo negro, solo hablamos de algo espurio y pueril que no hemos podido erradicar y del cual no deberíamos sentirnos orgullosos, el respeto de los derechos humanos no es un capricho sino una obligación del Estado.

 

La mayoría de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado Mexicano ha sido por abusos militares y policiales, por desapariciones forzosas, hace ocho días precisamente en este espacio condenábamos el cobarde asesinato de trece policías en Coatepec Harinas, hoy condenamos las malas prácticas policiales y ministeriales, el respeto a los derechos humanos no es un capricho, es una obligación de todas las autoridades en los sus respectivos ámbitos de competencia y actuación. 

 

Por: Edgar Romero

Abogado Penalista.