Los homicidios dolosos contra mujeres un problema que urge prevenir, combatir y erradicar

0
171

POR Edgar ROMERO

No hay duda que la pandemia afecto todas las esferas de nuestra vida cotidiana, el derecho penal no fue la excepción, durante estos meses que nos hemos visto obligados a un confinamiento prolongado y a un “distanciamiento social” al cual no estábamos acostumbrados, la criminalidad se ha trasformado y acomodado a nuestra nueva realidad, mientras delitos como el robo a casa habitación o a lugar cerrado han disminuido, hay otros que presentan un repunte alarmante, entre ellos se encuentra la violencia intrafamiliar, las violaciones, abusos sexuales y de manera preocupante el homicidio doloso contra mujeres.

 

Pareciera ser que esto es un problema nuevo o incluso un tema de moda, pero no es así, nuestra historia reciente nos muestra que los feminicidios y  la violencia contra las mujeres han estado presentes en México desde siempre, incluso desde antes de la llegada de los conquistadores, los roles de genero, nuestra idiosincrasia, cosmovisión, religión y educación han impactado en la forma en que tradicionalmente tratamos a las mujeres.

 

Casos como el de las muertas de Ciudad Juárez tristemente se replica en diferentes partes del país, en noviembre de 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condeno al Estado Mexicano por haber actuado de manera negligente y displicente en el homicidio de tres mujeres, en una resolución que es referente para la justicia Latinoamérica, la Corte condeno a México a realizar una nueva investigación, a pagar una indemnización económica a las familias de las víctimas, así como adoptar mecanismos para prevenir los homicidios de mujeres e investigarlos eficientemente, también se condeno al Estado mexicano  a construir un monumento nacional en memoria de las víctimas, a once años de esta resolución las cosas no han cambiado mucho.

 

Todos los días a lo largo y ancho de nuestro país se repiten historias de maltratos, vejaciones y homicidios de mujeres, Toluca la capital del Estado de México no es la excepción, el pasado once de noviembre, decenas de mujeres se reunieron en la Plaza de los Mártires para manifestarse ante la actual ola de feminicidios registrados en la Ciudad, municipios y áreas circunvecinas, realizaron una caminata hacia el Centro de Justicia para Mujeres que se encuentra ubicado en Avenida de los Matlazincas, demandando a las autoridades de los tres ordenes de gobierno acciones efectivas para brindar seguridad a las mujeres, la respuesta de la autoridad fue cerrar las puertas del centro de justicia.

 

Lo cierto es que lejos de los discursos y el trabajo de escritorio poco se ha hecho para atacar las causas y el origen del problema, vivimos inmersos en la cultura del odio y la violencia, cada día somas menos tolerantes, somos un país que se encuentra profundamente dividido porque seguramente así conviene a los intereses de unos cuantos, no hemos entendido que en este país no hay liberales y conservadores sino ciudadanos que piensan y disienten, en este país no existen viejas y machos, sino seres humanos dotados de sentimientos y dignidad, si queremos erradicar los feminicidios debemos empezar por combatir la violencia desde la casa, desde la familia, desde las aulas. Todos somos responsables de cuidar a nuestras mujeres.