VISUALIDAD EXPANDIDA – RITUALES, PERFORMANCE Y LIMINIDAD

0
111

 

Por: Yuritzi Becerril-Tinoco

 

Hay un lugar en el espacio que se abre como una grieta, un lugar fronterizo que desdibuja identidades, estéticas y certezas. Un límite que no representa el fin de algo, sino el principio de otra cosa. Un “arte abierto, inacabado, descentrado, liminal”  que Turner describe como “el paradigma del proceso”.

La noción de liminalidad en Turner dialoga con el concepto de umbral del antropólogo Arnold Van Gennep que representa una de las fases de un ritual de paso. De acuerdo con Turner, Gennep observó una extendida variedad de formas rituales en distintas regiones y periodos históricos. Gennep sistematizó ciertos patrones desarrollados en los rituales de paso, a partir de los cuales identificó tres etapas. La primera en la que en un ritual se separa a ciertos miembros de un grupo social, en una segunda etapa, se coloca a dichos miembros elegidos en un limbo o umbral, es decir, en un lugar en donde no han estado antes y no estarán después, para finalmente, regresarlos a la vida cotidiana de algún modo transformados. Es la segunda etapa, la que interesa a Turner.

VISUALIDAD EXPANDIDA - RITUALES, PERFORMANCE Y LIMINIDAD - Abr 29, 2021
Vicente Fito 2021, ritual en Wirikuta.

El umbral como fase de un ritual de paso tiene dos rasgos que resultan interesantes para entender el concepto de liminalidad. El primero refiere a su caracter marginal, en el que los miembros de una comunidad son aislados, puestos al margen. En el segundo, el umbral es entendido como una especie de puerta dimensional, donde lo sagrado y lo profano cohabitan.

Por otra parte, la performatividad ha sido objeto de análisis en los estudios culturales. Uno de los desarrollos más importantes en las ciencias sociales se encuentra en la propuesta teórica de Jeffrey Alexander, sociólogo y antropólogo estadounidense, quien estudia el performance a partir de la acción “codificada por sistemas culturales y motivada por personas”.

Cabe recordar que los estudios culturales ubican en el centro de sus análisis al sujeto, es decir, al individuo localizado en un tiempo y un espacio determinados (cronotopía) que actúa con base en su cultura y personalidad. En este sentido, la acción del individuo,  ha sido objeto de análisis en la teoría cultural para entender qué es lo que la motiva, aún en sistemas altamente estructurados e incluso censurados. Al respecto Jeffrey Alexander, recuperado por Arteaga, señala “la acción nunca es mimética; jamás reproduce de forma simple la internacionalización de los símbolos del espacio. La acción implica un proceso de externalización o representación [simbólica]”.

 

El ritual es una forma de traer el cosmos y sus ritmos al tiempo presente del cuerpo.