Aceptación y disposición

0
102
Foto Juan Hernández

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

El gobierno del Estado de México abrió la puerta y espacios para la mayoría opositora en el Congreso Local, a fin de que se construyan las normas y políticas públicas que garanticen gobernabilidad en el estado en los próximos tres años.
Ayer, iniciaron la serie de comparecencias como parte de la glosa del primer informe estatal con cuestionamientos sobre la inseguridad, feminicidios y corrupción; el secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero expresó que el gobierno “tiende la mano” para realizar reformas que atiendan la problemática y Morena emplazó a la construcción.
Por más de tres horas, las siete fracciones parlamentarias, incluso el PRI, cuestionario la situación de violencia en la que viven las mujeres y la ciudadanía en general, pero también del pendiente del combate a la corrupción.
Durante discurso, el encargado de la política interna de la entidad, Ozuna Rivera admitió las problemática planteadas.
Por ello, ratificó la disposición Ejecutivo estatal para impulsar iniciativas y reformas a la ley, que mejoren la condición de los mexiquenses; llamó al Poder Legislativo a garantizar la gobernabilidad, a partir consolidar el esquema de responsabilidad compartida, por ello convocó a los tres poderes del estado y municipios a unirse para pedir al nuevo gobierno federal el respaldo recibido hasta ahora.
“Esta la indiscutible posicionamiento del gobierno estado para poder coadyuvar en las reformas legales en el nivel que sea para mejorar la calidad de vida de los mexiquenses; créame que nosotros estamos preocupados por los altos índices de pobreza… esa mano que está extendida es una indicación del gobernador Alfredo Del Mazo Maza”, refirió.
En su oportunidad, el diputado de Morena, Max Correa planteó la necesidad de que integre una nueva Constitución, por aseguró que debe haber un cambio político  radical y nuevas instituciones públicas.
Pidió al gobierno estatal expresar su disposición para una reforma integral que atienda las necesidades de todos los mexiquenses.
“La construcción de una nueva Constitución Política de nuestra entidad, que responda a una nueva realidad y a los nuevos retos del siglo 21, la nueva Constitución Política de nuestro estado… debe considerar nuevos derechos para nuestra población”, mencionó.
En el tema de seguridad, Ozuna Rivero defendió que en el primer año de gestión se redujo un 12 por ciento la incidencia delictiva, aunque admitió que la entidad acumula a nivel nacional el mayor número de denuncias; además reconoció que la violencia en contra de las mujeres continúa, pero indicó que a la fecha la entidad ocupa el lugar 17 a nivel país.
Anunció que al ser la inseguridad la principal preocupación del gobierno mexiquense, a la brevedad se anunciará un nuevo esquema de capacitación a la Fuerza Publica.
Reportó que ayer, el  Ejecutivo estatal se reunió con colectivos y familiares de las  víctimas de delito, que darán paso a la construcción de políticas públicas.
Reveló que se construirá la Coordinación General de Riesgo que atenderá problemas de siniestros por pirotecnia tras persistir casos en Tultepec, pero además la nueva área atenderá emergencias por fenómenos naturales como sismos e inundaciones.
Asimismo, reiteró a los diputados el analizar la permanencia de la Ley ISSEMyM o revisar  la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública que se encuentra detenida antes una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).