Casi en la quiebra gimnasios por Covid-19

0
619
FOTO JUAN HERNÁNDEZ

POR Pameli Popoca

El negocio de los gimnasios y los centros deportivos en el Estado de México se encuentra en crisis debido a que llevan más de tres meses con las cortinas cerradas. Propietarios y empleados de este rubro comentan que han perdido su sustento y que ante la incertidumbre sobre cuándo volverán a abrir temen que sus empresas caigan en bancarrota.

“Tengo 300 clientes que van a hacer ejercicio en todo el día, tenemos varias diciplinas, tenemos pesas, taekwondo, karate, yoga, belly dance. Desde el 23 de marzo tenemos cerrado, ya son casi cuatro meses. El gimnasio es el 80% de mi sustento económico, yo he tenido que buscar otras alternativas”, dijo Pedro Aguilar, dueño de Teotihuacán Gym, quien espera recuperar la estabilidad de su negocio.

Estos espacios, que normalmente son fuente de salud y esparcimiento, ahora permanecen cerrados pues se caracterizan por reunir a grandes cantidades de personas, lo que puede ser un foco de transmisión del virus, en especial considerando que hay un gran intercambio de fluidos entre los usuarios, quienes suelen cambiar de aparatos constantemente sin el uso apropiado de toallas u otras medidas de higiene.

Sin embargo, quienes se dedican al rubro aseguran que se encuentran listos para reanudar en cuanto les sea permitido por las autoridades, pues ya han tomado los cursos sobre el regreso seguro que da el IMSS y han acondicionado los espacios de acuerdo a los protocolos de prevención. Esto ya que entienden la importancia de garantizar la salud de sus clientes para asegurar el levantamiento de sus establecimientos.

“Desde la entrada un tapete sanitizante, monitorear la temperatura, sana distancia con aparatos separados y cancelación de aparatos. La gente que colabora dentro del gimnasio deberá tener su careta y cubrebocas; se sanitizará de una a cuatro veces al día. Porque es algo que nos conviene, porque si los usuarios ven que un gimnasio no tiene medidas pues mejor van a preferir ir a otro que sí cumple”, expuso Erubey Espinoza, quien preside la Unión de Gimnasios del Estado de México.

Comenta Erubey que han tenido pláticas con las autoridades estatales pero que hasta la fecha no han concretado la fecha en que se les permitirá regresar, pues al estar dentro del rubro de los negocios no esenciales se prevé que reabrirán hasta que pasemos al semáforo epidemiológico verde, lo que implicaría que muchos propietarios cayeran en quiebra, por lo que seguirán tomando cartas en el asunto hasta que les sea resuelto su problema.

“Somos una agrupación que surge con el objetivo de unir fuerzas, queremos que nos permitan reaperturar y que nos reclasifiquen, porque nos clasificaron con el giro de bares y antros, pero consideramos que somos salud. Nos vemos muy afectados, muchos ya colapsaron. Queremos que nos dejen abrir con el semáforo naranja”, declaró.