Reabren con ventas muy bajas negocios no esenciales en Metepec

0
134

POR Pameli POPOCA

Desde el lunes se ven más cortinas abiertas en Metepec. Entre zapatos, artesanías, ropa, la poca gente que transita las calles ya puede acceder a algunos productos clasificados como no esenciales. Los propietarios de los negocios no solo deben recuperarse de las pérdidas de haber cerrado durante cuatro meses debido al Covid-19, sino que tampoco ven una gran mejora desde la reapertura.

“Es nuestra única fuente de ingresos, es un taller familiar y laboramos de 4 a 5 personas. La verdad fue un golpe muy fuerte a nuestra economía”, dijo Federico Carrillo, dueño del taller Citlaly, Arte en Barro, que está ubicado en el mero centro de Metepec.

Algunos de los comercios habían optado por mudar sus ventas a las redes sociales por lo que duró la cuarentena, pero no reportan haber tenido un gran éxito, pues en su mayoría ofrecen productos que tienen baja demanda en estos momentos. Estas pérdidas han reducido sus ingresos al grado de que solo algunos han podido conservar a sus empleados.

“Vendemos en línea, tenemos nuestras redes sociales. Desde marzo ese fue nuestro único ingreso. Por principio la canasta básica fue lo primero que se vio afectado, y eso dejándose de los gustos y de salir. A los empleados tuvimos que reducirles su sueldo. No se nos hizo justo decirles: no hay trabajo, no hay ventas; te despido”, ahondó Federico.

Algunas de las medidas que ha recomendado el Ayuntamiento para que los negocios retomen eficazmente sus actividades son: la colocación de un tapete sanitizante, el uso de guantes y cubrebocas, la reducción del número de personas que pueden estar dentro de los establecimientos, la división física de los espacios para evitar el contacto y el proporcinar gel antibacterial a los clientes.

Como muchos, los locatarios que recién abren han visto sus bolsillos afectados por el paso de la pandemia. Aunado a ello, el hecho de que se les permita abrir no garantiza que suban sus ventas, pues mucha gente aún sigue en casa y prevén que tardará bastante tiempo hasta que vuelvan a ver sus finanzas en equilibrio.

Como comentó Federico, “la gente sigue muy espantada. Yo le calculo unos dos meses que no va a haber buenas ventas, a lo mejor uno que otro cliente, pero nada más. Nosotros nos dedicamos a las expos y las noticias dicen que aquí en el Estado de México es el epicentro más fuerte. Ellos como turistas no vienen para acá y nosotros dependemos del turista”.

Así como este hay otros casos que coinciden en un sentimiento de incertidumbre, donde se debe hacer una inversión para mantener los espacios saludables con el riesgo de no ver pronto un aumento en sus economías. Sin embargo, Metepec continúa sacrificándose y preparándose para lo que se dibuja cada vez más claro como el escenario de la nueva normalidad.