Semana Santa de contrastes

0
54
Foto Victoria Acevedo

POR Guadalupe de la Cruz

Mientras familias enteras salen de vacaciones a diferentes destinos turísticos, muchas otras se quedan a trabajar.

Y esos otros sin importar el sol, la lluvia o el viento, tienen que desarrollar diferentes actividades para mantener a su familia.

Se pueden ver desde niños, niñas, señoras y adultos mayores limpiando parabrisas, vendiendo dulces, agua, chicles y otras cosas.

Pero también hay quienes sin salir de casa disfrutaron de un “Acapulco en la Azotea”, colocando sus albercas inflables.

Demostrando con ello que la convivencia familiar es lo más importante, aunque no salgan a vacacionar.