Qué hacer en cuarentena #18: comunícate con tus seres queridos

0
523

POR Pameli POPOCA 

 

La cuarentena sigue su curso sobre la recta final y el tiempo en aislamiento revela realidades que quizás ya existían, pero nunca tuvieron tanto sentido como ahora.  Las largas jornadas de confinamiento pueden llevarnos a agotar nuestros recursos de recreación y nuestros medios de ocio y entretenimiento, lo que puede llevarnos al aburrimiento o en algunos casos contribuir a la presentación de episodios de depresión y ansiedad. Por eso en este medio te recomendamos una serie de cosas para pasar la cuarentena de forma productiva, sana y divertida.  

¿Qué tal si aprovechas ese tiempo libre en llamar a una persona especial? 

En esencia, internet nació como una forma de comunicarnos y desde el principio ha facilitado ese proceso para el ser humano; sin embargo, la migración de las generaciones pasadas de lo analógico a lo digital y el acelerado avance de la informática, la programación y la tecnología, han devenido en dos situaciones que suelen ocurrir entre las generaciones más grandes y las más jóvenes: muchos no se atreven a utilizar las nuevas herramientas mientras que otros sí pero prefieren aquellas que implican un mayor grado de proyección personal en un proceso de comunicación primordialmente unidireccional promovido principalmente por el mercado.  

No obstante, las herramientas están ahí, la gran mayoría de manera gratuita, listas para ser usadas. Muchas veces, más que una cuestión de empresas, recursos o tecnologías, es personal. A veces, cuando pensamos en alguien, preferimos hacerlo a solas, en un soliloquio basado en lo que pensamos de esa persona y lo que logramos recabar de pláticas con otros y la información que llega a compartir en internet. Es un tema de siempre, a veces es miedo, a veces inseguridad disfrazada de respeto, o muchas veces simple pereza sustentada en la ilusión de que los demás siempre estarán ahí y que preferimos decir las cosas “en persona”.  

Bueno, hay que decir que hoy en día, atravesando una relativamente larga etapa de confinamiento, las circunstancias sin precedentes son idóneas para entablar conversaciones pendientes, para ponernos al día con ese viejo amigo, para recordarle a nuestros seres queridos que cuentan con nosotros, para divertirnos platicando con nuestros mejores amigos o, por qué no, para conocer a alguien, quizás escribirle a esa persona que te hace sentir mariposas en el estómago; lo cierto es que seguramente –estando en cuarentena- todos tenemos un momento libre al día, situación que difícilmente se repetirá.  

Ya sea que decidas sorprender mediante una tradicional llamada telefónica, quizás un video mensaje en WhatsApp, quizás usando el servicio de Messenger, tal vez en una videoconferencia vía Zoom o Skype, o tal vez mediante una transmisión en vivo en Instagram o Facebook; mientras haya internet hay posibilidades diversas para mantenerte en contacto con los demás. De esta forma, por un lado, nos aventuramos a usar servicios que, aunque están ahí, a veces no queremos o tememos usar; y, por otro lado, mantenemos el contacto social, esencial para una buena salud mental.