Herido Tiburón va por oxígeno ante América

0
94

* Veracruz buscará su primer triunfo del torneo frente al amado equipo del “Maestro” Reinoso.

 

Veracruz.- Veracruz está urgido de un triunfo en el Torneo Clausura 2016 de la Liga MX y lo quiere conseguir este viernes cuando reciba al América.

En actividad de la fecha seis del certamen, en una visita americanista, que propició el aumento del boletaje en el estadio Luis “Pirata” Fuente, el cuadro “escualo” quiere limpiar su mal inicio y qué mejor contra un rival de alta envergadura.

El técnico chileno Carlos Reinoso deberá dejar su amor de lado por el equipo “azulcrema” y cómo profesional tratará que sus jarochos sumen su primer triunfo del torneo contra las Águilas, que poco a poco han despegado el vuelo.

Si bien Tiburones Rojos no sabe lo que es ganar en el Clausura 2016, eso no lo hace un rival sencillo para los capitalinos e incluso la afición local confía en que su equipo tiene los argumentos para superar a los pupilos de Ignacio Ambriz.

Para nada este compromiso es un clásico, no obstante, el “Maestro” Reinoso, quien no quiere perder la esencia, ha querido calentarlo con declaraciones, en la semana presumió que sí él quiere dirige al América con sólo hablar al dueño, algo que sin duda incómodo a Ambriz y sus dirigidos, aunque para nada se engancharon.

Al final todo se hablará en la cancha, Veracruz va por su primer triunfo y América, que ha sido un buen visitante va por su tercera victoria de forma consecutiva para seguir a la alza.

Los veracruzanos suman tres unidades en el torneo, producto de tres empates y dos derrotas para ocupar el penúltimo lugar de la clasificación.

Mientras que las Águilas cuentan con 10 puntos en el cuarto peldaño, a dos unidades del líder Rayados de Monterrey, así que con combinación de resultados podría colocarse en la cima al finalizar esta sexta jornada.

El compromiso dará inicio a las 19:30 horas en el comienzo de la sexta fecha con el arbitraje de César Ramos, quien tendrá la presión de no fallar en el Puerto jarocho, que para nada ha estado satisfecho con el accionar de los silbantes en el certamen.