Ahora es Izcalli

1
56
Dos inundaciones en 15 días… Ante la desesperación de ver sus casas inundadas por segunda vez en menos de dos semanas, damnificados de Cuautitlán Izcalli bloquearon ayer varias avenidas importantes del municipio. Acusan a las autoridades municipales de haber provocado el desbordamiento de la presa El Ángulo que la madrugada de ayer propició afectaciones a decenas de viviendas de fraccionamientos como Niños Héroes y Bacardí. (Foto: 8 Columnas)

* Desbordamiento de la presa El Ángulo irrita a damnificados; vecinos bloquean calles y demandan apoyo.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

En un abrir y cerrar de ojos, el agua regresó con mayor intensidad, no se trataba de una mala broma o un mal sueño, por segunda ocasión en una semana, la presa El Angulo volvió a provocar inundaciones. Bastaron segundos para que por lo menos 70 casas fueran dañadas en Cuautitlán Izcalli y las autoridades se vieran rebasadas la noche del lunes y la mañana del martes.
De nada sirvió el patrullaje de alerta en las colonias Ejidal San Francisco y Niños Héroes, el mal ya estaba hecho, las viviendas eran verdaderas albercas y las calles ríos peligrosos que de manera latente amenazaban dejar una tragedia a su paso, que hacía que la gente se aferrara a proteger su vida.
Fue después de las seis de la tarde del 4 de septiembre que doña Gabriela García Santiago vio cómo las aguas pluviales le arrebataban su patrimonio y lo único que pudo hacer es rescatar la vida de sus seres queridos.
Impotente, ve como el enemigo a la presa El Ángulo, la cual en menos de 24 horas fue desfogada en tres ocasiones, lo que aumentó más la desesperación y prolongó el sufrimiento.
“Hay temor fuerte, queremos una solución, el agua es de Atizapán, no es de aquí, tenemos años viviendo aquí y no nos había pasado esto…la gente ya se cansó, piensa que con despensas les dan atole con el dedo, piden se entube esa agua y la mande a otro lado”, narró.
La familia de Olga Marroquín no tuvo un escenario distinto, bajo el agua es como pasaron la noche del lunes, pero la tragedia no les quitó fuerzas en los brazos para proteger a los niños y bebés.
Bajo la oscuridad no evitaron que sus calles se volvieran ríos y su casa un tanque de agua, recuerdan efímeramente cómo la otra semana pensaron que la contingencia había pasado.
“En esta semana llevamos dos inundaciones,ya, hace un par de días subió el agua, igual se metió aquí pero en un cuarto pudimos sobrevivir la noche y ya en el día bajó, incluso tuvimos dos días que se quitó el gua de la calle hacer un poco de compras, traer papel y lo más urgente, pero ayer llovió nuevo”, recordó.
Ven con miedo que la Presa El Ángulo con las siguientes lluvias se colapse que en un escenario gris sepulte a varias casas y ahoguen a los colonos del lugar.
Irritada por esto, Norma Tirado Mateo recrimina que tarjetas electrónicas con dos mil pesos que se han empezado a repartir, ello no devolverá la tranquilidad y su patrimonio y exige se entube el agua de este cuerpo.
Al ver la zona de desastres, durante este martes 50 personas bloquearon diversas calles y obligaron a las autoridades a recorrer a pie más de kilómetro y medio para evidenciar los daños, y colocar costales de área como diques.
En un recorrido en Cuautitlán Izcalli, el secretario General de Gobierno, José Manzur, confirmó que los desfogues continuarán en las próximas horas, por lo que la contingencia seguirá y el escenario podría empeorar.
“Nos dice muy probable que este martes tengamos lluvias bastantes fuertes en esta zona y muy probable tengamos lluvias en los próximos días, les quiero decir estamos trabajando de la mano para evitar un riesgo mayor”, explicó.
En coordinación con los tres niveles de gobierno, dijo que se crearon diques para llevar el vital líquido de la presa El Ángulo al Emisor Poniente.