Familia de Ana Yeni en espera de exhumar su cuerpo de fosa común

0
424
FOTO: Especial

 

Por Alelhi Rodríguez

Familiares de Ana Yeni García Rodríguez exigen a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) agilizar la entrega de los restos de la mujer de 37 años, quien aún se encuentra en la fosa común. La madrugada del 28 de marzo su cuerpo llegó a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), presuntamente por atropellamiento.

Verónica García Rodríguez, hermana de la madre de tres hijos, informó en entrevista que hay ciertas inconsistencias sobre la muerte de Ana, quien presuntamente fue atropellada el 27 de marzo en el libramiento Temoaya-Zitácuaro.

La familia acudió ese día a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la Fiscalía mexiquense, para preguntar si la mujer se encontraba en este sitio, a lo que la autoridad negó que algún cuerpo coincidiera con las señas particulares de Ana Yeni, entre estas, el cabello teñido de rojo y pecas en el rostro.

Es por ello que se emitió la Alerta Odisea para su localización, pero el pasado 8 de junio la autoridad de justicia confirmó su hallazgo.

Ante la solicitud de los familiares para proceder con la entrega de sus restos, la autoridad les informó que un juez debía dar resolución para la exhumación de Ana Yeni, uno de los tantos cuerpos que se encuentran en la fosa común, presuntamente porque nadie lo reclamó.

“Exigimos que nos entreguen el cuerpo de mi hermana para darle una cristiana sepultura y que se aclare este caso, porque tenemos la sospecha de que no fue atropellamiento”, dijo Verónica.

El 27 de marzo, Ana salió a trabajar al municipio temoayense y, aproximadamente a las 16:00 horas, envió en un mensaje de texto dirigido a su madre: “voy tarde”.

Una hora y media tardaba para trasladarse a su domicilio, en San Buenaventura; al ver que no llegó, los familiares comenzaron a movilizarse.

Según las investigaciones, Ana fue atropellada a las 22:00 horas, lo que despierta sospecha a los suyos, quienes dicen dudar de las causas de su muerte.

Sin embargo, exigen que sus restos sean entregados lo más pronto posible, ya que la autoridad contempla de un mes a un año para que puedan darle el último adiós a García Rodríguez.