Frente es necesario: Ruffo

0
113
Frente Ciudadano es el primer paso… El primer gobernador panista del país, Ernesto Ruffo Appel, ofreció una Conferencia Magistral en el auditorio del Comité Directivo Estatal del PAN mexiquense, donde aseguró que el Frente Ciudadano por México es el inicio de la transformación del sistema político en el país, con lo cual se perfilan otros cambios como la segunda vuelta y terminar con la escasa legitimidad de los actuales gobiernos. (Foto: Ilustración)

* Primer gobernador panista pide que alianza PAN-PRD-MC se consolide en Edoméx.

Isabel BLANCAS

El senador Ernesto Ruffo Appel expresó su beneplácito por la concreción del Frente Ciudadano por México en esta entidad mexiquense, pues en el país se requiere un nuevo Sistema Político para acabar con gobiernos sin representativa ciudadana, que ganan con un 30 por ciento de los votos de la jornada electoral pero que sólo representa un promedio del 12 por ciento de la población.
Expresó que la creación del Frente Ciudadano por México sólo es el inicio de la transformación del sistema político mexicano, que podría incluir en sus reformas la Segunda Vuelta Electoral y como gobierno llegar a tener un Primer Ministro.
Asimismo consideró que como coalición de gobierno podrá acabar con votaciones poco representativas como actualmente sucede y que no representan a nadie.
Este Frente, integrado por el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Movimiento Ciudadano para las próximas elecciones por la presidencia de la República, nació fuerte y la prueba es que su anuncio lo catapultó arriba en las preferencias electorales, incluso por quien lleva ya 15 años en campaña y nunca va a ganar.
Ruffo Appel, integrante de la Comisión de Anticorrupción y participación Ciudadana del Senado, expresó que el Sistema Nacional Anticorrupción busca quitar poder al presidente de la República para dárselo a las instituciones a través de los ciudadanos.
Enfatizó que el nuevo sistema tendría siempre bajo la lupa a los municipios, a los estados y la Presidencia de la República, fiscalizados y observados por ciudadanos libres e independientes.
Indicó que un primer paso es tener un fiscal ciudadano y no un fiscal carnal enviado por el Presidente de la República para ser su tapadera. De igual forma un ciudadano para la Secretaria de la Función Pública, para formar un buen sistema nacional anticorrupción que incluye libertad absoluta al Consejo de la Judicatura Federal.