Obesidad a tope

0
63
Lo papás no le entran… Pese a los esfuerzos y reforzamiento de las políticas públicas en contra de la obesidad en niños, los padres de familia no se han sumado de manera permanente al combate de este mal, pues aun cuando en las escuelas se restringe la venta de comida chatarra, al llegar a sus casas los pequeños le entran a las palomitas, las pizzas o frituras, alertó el secretario de Salud, Gabriel O´Shea Cuevas. (Foto: Juan Hernández) .

* Secretaría de Salud pide a padres de familia contribuir para abatir el sobrepeso en niños. 

Guadalupe de la Cruz

Gabriel O´Shea Cuevas, secretario de Salud del gobierno estatal, señaló que se ha hecho un esfuerzo importante para enfrentar el tema de obesidad infantil, al normar lo que se vende dentro de las escuelas, colocando incluso bebederos en algunas instituciones educativas; sin embargo, también el padre de familia debe contribuir, pues no es posible que al sacarlo del colegio, le compre sus papas o chicharrones.
Lo anterior al señalar que dicho problema de salud afecta no sólo al país sino también a la entidad mexiquense, ya que ocupa el primer lugar a nivel nacional, “la obesidad en niños es un tema multifactorial y no sólo le corresponde al sector salud”.
“Hace muchos años los niños llegaban de la escuela aventaban la mochila y se iban a un parque a andar en bicicleta, patines o patineta, pero hoy llegan se sientan frente al televisor y comen palomitas o pizza, para jugar toda la tarde sin moverse”.
O’Shea Cuevas, indicó que las autoridades gubernamentales han logrado normar lo que se vende dentro de las escuelas y eso, fue un gran paso, también es necesario reforzar el tema de los bebederos que es una responsabilidad de la Secretaría de Educación.
Además, dijo, es necesario reforzar las actividades deportivas dentro de la escuela, pero lo más importante será la cooperación de los padres de familia, “no es posible que cuidemos al niño toda la mañana, para que los padres lo recojan y le compren sus papitas”.
Finalmente, el titular del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), reconoció que la entidad mexiquense se encuentra en los primeros lugares en el tema no sólo en obesidad infantil sino en adultos.