Revisar una vez más el caso de la Mexiquense

0
127
Justicia... El vocal ejecutivo del INESLE consideró durante la clausura del Diplomado “Estado y Parlamento”, que las actuales reformas a nivel federal contribuyen a la inclusión de la mujer en los tres órdenes de gobierno, lo que se traduce en un acto de justicia.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

 

  • En espera si hay alguna impugnación en el caso de los defraudados.

 

Pese a existir inconformidad por parte de algunos de los adultos mayores defraudados a través de «Caja de Ahorro la Mexiquense», el Tribunal del Poder Judicial del Estado de México (TPJEM) aseguró que la resolución y sentencia que se emitió en contra de Salvador Soto Bernal, uno de los cuatro implicados en el delito que afectó a más de dos mil 258 personas, está apegada a derecho.

Fue hace más de una semana que el Ministerio Público mexiquense informó sobre la condena que recibió Soto Bernal, pero la defensa jurídica de parte de los defraudados la desaprobaron, pues aseguraron que dicha determinación lo dejaría libre, además que consideran no existiría reparación del daño económico que asciende a más de 400 millones de pesos, ilícito cometido en el 2006.

Entrevistado acerca del tema, Sergio Javier Medina Peñaloza, magistrado presidente del TPJEM, respaldó la resolución y pena que emitió un juez en el caso «La Mexiquense», e -indicó- que se encuentran a la espera de que exista impugnación por ambas partes para continuar atendiendo el conflicto.

“Se analizó este asunto (el fraude en la  «Caja de Ahorro la Mexiquense»); la jueza  consideró poner esta pena de acuerdo a las que son exhibidas, estamos a la espera de si hay alguna impugnación”, declaró.

Sobre la percepción de parte de los adultos mayores defraudados de que no ha existido justicia en estos 10 años, Medina Peñaloza indicó que existe la posibilidad de que puedan acudir a instancias federales para que el caso de «La Mexiquense» sea revisado una vez más.

“La restitución del patrimonio es parte de las penas y además los reclamos que se puedan hacer por diversas vías”, mencionó.

De acuerdo a los inconformes durante estos 10 años, a ninguno de los cuatro mil 526 adultos mayores defraudados les ha sido reparado el daño, donde acusaron que en algunos casos perdieron la vida al no poder cubrir el pago del tratamiento de las enfermedades crónicas que presentaban.