¿ Y la iglesia, apá?

169
110
La hora marcada… La catedral de la Diócesis de Tenancingo también sufrió daños por el sismo, pero lo que más destaca en este recinto católico es el reloj central que se quedó parado a la 1:14 (13:14 horas), hora exacta del terremoto de 7.1 grados que causó enormes daños en éste y otros municipios de la zona sur. Una hora que nadie quisiera recordar . (Foto: Victoria Acevedo)

* A pesar de que los templos católicos son de los más afectados, Diócesis de Toluca sólo ha invitado a donar víveres.

Guadalupe de la Cruz

La diócesis de Toluca a través de sus redes sociales y su página web, ha hecho del conocimiento de la población en dónde pueden llevar la ayuda para los damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre.
Al revisar su sitio web se puede ver solamente, que desde el 20 de septiembre colocaron un cartel invitando a la población a donar víveres para las personas que perdieron todo, señalando el lugar a donde pueden llevar sus donativos.
Pero en ningún momento el obispo, Francisco Javier Chavolla Ramos, ha enviado mensaje de aliento o solidaridad para los mexiquense por el mismo medio donde difunden su información.
Se puede leer en una circular de la misma Diócesis de Toluca, donde monseñor Francisco Javier Chavolla pide a los Párrocos, Administradores Parroquiales y Rectores que hagan una colecta extraordinaria entre los feligreses, el próximo domingo 17 de septiembre en todas las celebraciones eucarísticas y la entreguen a la brevedad en la Economía diocesana.
Ésto, precisando que los hermanos en Cristo de Oaxaca y Chiapas habían sucumbido ante un sismo registrado el pasado 7 de septiembre; mientras que la ayuda en especie el Señor Obispo pidió, añadió que exhorten a los fieles a colaborar con los diversos centros de acopio que ha abierto la Sociedad Civil y las entidades de gobierno.
Pero en lo que respecta al sismo registrado este martes pasado, no se han pronunciado ni a favor ni en contra, su página de internet ni su Facebook aparece nada relacionado a pedir ayuda para los más necesitados del Estado de México.