Detrás de la guerra en Yemen: AI

0
63
EUA y Reino Unido han alentado los tres años de guerra en Yemen, donde han muerto miles de civiles, de acuerdo con Amnistía Internacional.

Nueva York.- Los suministros de armas de Estados Unidos y Reino Unido a la coalición encabezada por Arabia Saudita han alentado los tres años de guerra en Yemen, donde han muerto miles de civiles, de acuerdo con Amnistía Internacional (AI).
En un análisis difundido este viernes, el organismo de defensa de los derechos humanos destacó que desde que comenzara en marzo de 2015 la campaña de ataques aéreos contra los rebeldes hutíes en Yemen se han cometido graves violaciones al derechos internacional.
La directora de investigación de AI para Medio Oriente, Lynn Maalouf, expresó que el conflicto de Yemen no muestra ningún signo real de remitir, y que todas las partes siguen aún infligiendo un terrible sufrimiento a la población civil.
“Escuelas y hospitales han quedado reducidos a ruinas, miles de personas han perdido la vida y millones están desplazadas y en necesidad urgente de ayuda humanitaria”, explicó.
Maalouf indicó que numerosos indicios apuntan a que el flujo irresponsable de armas a la coalición dirigida por Arabia Saudita ha causado enormes daños a la población civil yemení.
“Sin embargo, esto no ha disuadido a Estados Unidos, Reino Unido y otros países como Francia, España e Italia, de continuar transfiriendo estas armas por valor de miles de millones de dólares”, añadió la representante.
Maalouf afirmó además que esta transferencia de armas para destruir la vida de civiles representa una burla para el Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas.
Desde que comenzó el conflicto, AI ha documentado 36 ataques aéreos de la coalición encabezada por Arabia Saudita que aparentemente violaron el derecho internacional humanitario, muchos de los cuales podrían constituir crímenes de guerra.
Estos ataques han causado 513 muertes de civiles, de los que al menos 157 eran menores de edad, y 379 heridos.
AI también denunció que los rebeldes hutíes también han matado o herido a civiles con ataques indiscriminados, con efectos en una superficie amplia en zonas residenciales.
Asimismo, desde que comenzó 2018, AI ha documentado dos casos en los que un total de cuatro personas fueron condenadas a muerte por el Tribunal Penal Especializado de Saná controlado por los hutíes, que podrían constituir crímenes de guerra.
Yemen sufre actualmente una de las mayores crisis humanitarias del mundo, con al menos 22.2 millones de personas en necesidad de ayuda humanitaria y más de un millón de presuntos casos de cólera.
Esta crisis está causada por los seres humanos, y la guerra agudiza y exacerba la situación humanitaria, mientras que todas las partes dificultan la entrega de ayuda humanitaria.