Trump podría ser absuelto en el juicio político en su contra

0
131

REDACCIÓN, 31 Ene .-  El Senado estadounidense, con mayoría del Partido Republicano, rechazó este viernes la presentación de nuevos testigos y evidencia en el juicio político contra el presidente Donald Trump.

Con 51 votos a favor y 49 en contra, el Senado decidió no llamar a más testigos más allá de los 18 que testificaron en los procedimientos liderados por el Partido Demócrata el año pasado. Los demócratas convencieron a los senadores republicanos Susan Collins y Mitt Romney, pero faltaron dos votos más para aprobar el llamado a otros testigos.

El Partido Republicano argumentó que las más de 28,000 páginas de documentos que han sido presentadas como evidencia son suficientes para juzgar las acusaciones contra Trump. “No es necesario que el Senado vuelva a abrir la investigación que la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes decidió concluir”, señaló el líder republicano Mitch McConnell en una nota de prensa.

Respuesta de Trump
El mandatario estadounidense acusó a los demócratas de realizar la “cacería de brujas más injusta en la historia del Congreso de Estados Unidos”.

“Tenían 17 testigos, se nos permitió CERO, y sin abogados. No hicieron su trabajo, no tenía caso [presentar más testigos o evidencia]. ¡Los demócratas están estafando a América!”, se burló Trump en su cuenta de Twitter

El voto exprés marcaría un fuerte contraste con el último juicio político de EEUU, el celebrado en 1999 contra el entonces presidente Bill Clinton, en el que el Senado convocó testigos y luego deliberó durante tres días a puerta cerrada antes de emitir su pronunciamiento.

Si no consiguen la convocatoria de nuevos testigos y documentos, como todo indica hasta el momento, se espera que el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, busque una votación final sobre los cargos contra Trump.

Ello podría ocurrir la noche de este mismo viernes, aunque podría haber un aplazamiento.
La absolución es el escenario más probable, teniendo en cuenta que se requiere el apoyo de dos tercios (67 votos) del Senado para destituir al presidente. Y los 53 senadores republicanos se han mantenido firmes detrás del Presidente.

La sesión en el Senado comenzó este viernes hacia las 13:00 (18:00 GMT) con dos horas de argumentos finales tanto para la acusación de Trump como para sus abogados, por lo que el voto sobre testigos podría aplazarse hasta las 17:00 (22:00 GMT) si la defensa utiliza todo el tiempo que tiene disponible, algo poco probable.