Dejó huella curso de verano

1
95

Con el llamado de convertirse en ciudadanos de bien y participar en la Cultura de cuidado y uso eficiente del agua, el director general del Organismo Agua y Saneamiento de Toluca, Ing. Rodolfo Martínez Muñoz, dio por clausurado el Curso de Verano “Aquakids” 2015.

Cabe destacar que este curso se llevó a cabo a lo largo de cuatro semanas, tiempo en el cual los pequeños aprendieron sobre la importancia que tiene el agua en las actividades ordinarias del ser humano; además de socializar y jugar dentro de una convivencia segura con niños y niñas de su misma edad. Dentro de este curso tuvieron la oportunidad de disfrutar de las visitas guiadas a la fábrica Tía Rosa y Barcel, siendo testigos de la importancia y utilidad del agua en los procesos de elaboración de sus productos y, como recreación, visitaron el Salón de la Fama del Deportivo Toluca.

El sector infantil es el principal promotor, no sólo del Programa Cultura del Agua, sino de todos y cada uno de los programas educadores que promueve el H. Ayuntamiento de Toluca, atinadamente dirigido por el Maestro en Derecho Braulio Antonio Álvarez Jasso; ya que son ellos los replicadores de estos exitosos programas que buscan concientizar a la ciudadanía para hacer de Toluca un municipio limpio, incluyente, con una sana convivencia social, respetando y cuidando en todo momento el medio ambiente a través de buenos hábitos que contribuyan a  mejorar nuestro entorno.

Martínez Muñoz, alentó a los pequeños a ser observadores ciudadanos y a motivar a sus padres, familiares, amigos y compañeros a cuidar del vital líquido, reportando fugas detectadas en la vía pública, así como corrigiendo las de casa; señaló la importancia de fomentar la cultura de depositar la basura en los lugares establecidos para ello.

Finalmente, el funcionario dejó en claro que también debe existir una clara cultura referente al pago de agua y drenaje. Si bien es cierto que el agua es un derecho humano, también lo es que extraerla, potabilizarla y entubarla tiene un costo, por el que hay que pagar si se quiere disfrutar del recurso.