López Obrador piensa en privilegios corporativos

0
117
El coordinador de campaña de José Antonio Meade, precandidato del PRI a la Presidencia de México, apuntó que el morenista es un autoritario que no le gusta debatir y simplemente quiere que le obedezcan y responde con calificativos y no con argumentos.

* Una persona con mentalidad del siglo XIX no puede gobernar el país: Nuño.

México.- Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la Presidencia de la República, tiene una mentalidad conservadora del siglo XIX, y no podemos permitir que una persona así pretenda gobernar el país en pleno siglo XXI, aseveró Aurelio Nuño Mayer.
“López Obrador tiene la mentalidad de un conservador del siglo XIX, piensa en estamentos, piensa que la política se hace con privilegios corporativos y es por eso que hace una alianza con Elba Esther, porque piensa que eso le va a dar votos de los maestros y no el libre pensamiento y acción de los maestros de México”, señaló. En entrevista radiofónica con MVSNoticias, el coordinador de campaña de José Antonio Meade, precandidato del PRI a la Presidencia de México, apuntó que el morenista es un autoritario que no le gusta debatir y simplemente quiere que le obedezcan y responde con calificativos y no con argumentos.
“Es un autoritario que le gusta mandar y no que hay un pensamiento critico en el país y eso se refleja en cómo hace política, de ahí esos reflejos de decir: ‘yo voy a perdonar al crimen organizado o que venga Elba Esther y a ver si me da unos votos, pesando como un conservador del siglo XIX, que cree en las corporaciones”, indicó.
Nuño Mayer dijo que en el fondo, López Obrador le tiene miedo a la libertad y es por eso que está en contra de la Reforma Educativa y en contra de un debate. Abundó que el precandidato de Morena sigue sin poder explicar cuál es la lógica de perdonar criminales, en un país que ha sufrido tanto, donde hay tantas víctimas. “No sé si están mandando un guiño al crimen organizado, quieren hacer un pacto con él o simplemente es una locura y una ocurrencia (…) han sido incapaces de explicarnos por qué esa locura”, insistió.
Reiteró que la propuesta en materia educativa del tabasqueño es acabar con la reforma educativa, lo que significaría terminar con uno de los cambios más importantes que ha tenido nuestro país en los últimos años.
“Cancelar la reforma significaría regresar a la herencia y venta de plazas, significaría que las plazas ya no se ganen por concurso y por méritos y que los maestros puedan hacer una carrera por sí mismos, significaría regresar a paros y largos días sin clases”, comentó. Su propuesta de acabar con la reforma educativa quiere decir muy en lo concreto que estaría cancelando el derecho de los niños y de las niñas a una educación de calidad, condenó el exsecretario de Educación Pública federal.