A mi manerA

0
132
Angélica Bernardino. Fuerte autocritica.

Por Julio A. AGUIRRE

*Por mi culpa…
por mi culpa.
*Preocupante.
*Como pinos…de boliche.

Una conducta desarreglada aguza el ingenio y falsea el juicio. Louis de Bonald.
Tarde-noche de contrastes en la Cámara de Diputados, en el inicio del segundo año de actividades.

Posturas diferentes y pensamientos encontrados. Para el partido en el poder y aliados todo está bien y el autoelogio escapa por cada poro de la piel.

Para la oposición no todo está bien y la autocrítica se hace sentir.

Para Martha Angélica Bernardino, presidenta del pleno, existe una mala percepción contra los políticos, de ahí su llamado para que desde el Estado de México se reivindique la mala imagen a partir de atender las demandas de la ciudadanía. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa.

Otras voces que se levantaron expusieron sus posturas sobre avances, logros y pendientes como la inseguridad, pobreza, combate a la corrupción y económicos que enfrenta la entidad. ¿Poca cosa, verdad?

Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa. Con golpes de pecho obviamente.

Angélica Bernardino citó un estudio que demuestra la confianza negativa que tiene la ciudadanía contra el sector político, aclarando que es deber de los legisladores trabajar en materia de educación, salud, medio ambiente, empleo, vivienda y seguridad

“En nuestro país persiste la desconfianza de la sociedad en sus gobernantes y bajo ese sentido de la representación política, son datos duros y sumamente preocupantes. Más de la mitad de los encuestados consideran importante vivir en un país gobernado democráticamente, la demanda democrática es alta y la oferta es baja”, agregó la presidenta del pleno.

AGUA AL MOLINO

No basta tener buen ingenio; lo principal es aplicarlo bien. René Descartes.
Una batalla más de los “pobres”-oposición- contra los “ricos” -partido en el poder-. Tiempos electorales, momentos tensos y complicados. Cada quien -fracción parlamentaria- yendo al río por agua para su cosecha.

Por su parte un tibio Acción Nacional recriminó que aún hace falta esfuerzos para el combate a la corrupción y rendición de cuentas, no obstante que reconoció la reciente aprobada reforma en la materia.
Nada digno de escribir a casa. El Partido Acción Nacional dentro de la 59 Legislatura como el carrizo (le falta corazón). Nada de “muertito”.

Los contrastes son, apenas, un “frío” inicio de lo que en unos días se desatará en la entidad mexiquense.

COMO PINOS…DE BOLICHE

Aunque los hombres se jacten de sus grandes acciones, muchas veces no son el resultado de un gran designio, sino puro efecto del azar. François de La Rochefoucauld.

En el Partido Revolucionario Institucional hasta hace poco se hablaba de una caballada gorda para conservar la silla principal del país. Pues no, los briosos corceles cuartos de milla se han ido desinflado de fea manera.

Se habló de Luis Videgaray, actual secretario de Hacienda. Luego de la visita del “gringo loco”, Donald Trump, corren versiones que fue a iniciativa de él por lo que el presidente permitió recibir al enemigo número uno de México.

Se dijo que Aurelio Nuño, secretario de Educación, era otra carta fuerte para estar en la boleta de 2018. A don Nuño se le hizo bolas el engrudo con la llamada Reforma Educativa, y encontró en un grupo de inconformes “maestros” su ataúd electoral.

Manlio Fabio Beltrones era otro corcel para ocupar el lugar del mexiquense, hasta que llegó la estrepitosa caída del Partido Revolucionario Institucional en pasadas elecciones estatales.
Manlio Fabio renunció a la dirigencia nacional de su partido. Su aspiración presidencial, dicen, no se ha extinguido.

Lamentablemente para Manlio y el PRI, llega con etiqueta de derrotado.

La cuadra tricolor está en problemas. Se acerca el “Gran Derby” y sus cuartos de milla han tropezado uno tras otro.

Existe un “cuaco”, sin embargo, que ante las fallas de sus compañeros sube -o al menos no baja-en popularidad y no vemos a alguien que le pueda competir: Miguel Ángel Osorio Chong.

Oye tú -me digo yo- si fue a él en su calidad de Secretario de Gobernación cuando se les “peló” Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

Con todo y eso Osorio Chong puede ser el “bueno”; sin olvidar que del plato a la boca se cae la sopa.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx