Cavilando sobre liderazgo

0
94

POR Hugo Mauricio GARCÍA

¿Qué quieres?

Quien pretende ser líder debe aprender a establecer objetivos.

La pregunta lleva jiribilla parece sencillo contestarla, sin embargo, ante esta sencilla cuestión la respuesta estará llena de subjetividades, “ser más feliz”, “ganar más”, “enflacar”, “hacer más ejercicio” o si lo ponemos en el ámbito del negocio “mejor comunicación”, “mayor utilidad”, mejores procesos” y una larga lista de subjetivos no de objetivos.

Otro elemento que no nos permite identificar aquello que queremos de manera clara es nuestro sistema de creencias, te recuerdo que las creencias te fueron impuestas y que son el filtro por el cual aceptas o rechazas condiciones o circunstancias.

Debes saber que tu sistema de creencias te limita para creer que es para ti aquello que en verdad quieres y aquí voy con un ejemplo: si lo que quieres es ser más feliz, la siguiente pregunta será ¿qué te hace feliz?, la respuesta bien podría ser otra serie de vacilaciones; una puesta de sol, ver sonreír a mis hijos, un beso de mi esposa o esposo, novia o novio, escuchar el trinar de los pájaros… y no quiero decir que eso no te traiga felicidad lo que quiero puntualizar es que muchos no se atreven a soñar con cosas materiales que les produzcan felicidad, pues ese compromiso requiere acción, la acción es movimiento y la gran mayoría de las personas yacen inmóviles en su zona de confort.

La pregunta ¿Qué quieres?, te debe remitir al ser perfecto e ilimitado que eres, hoy estás viviendo una versión light de ese ser.

Cuando trates de responder la pregunta, debes estar conectado a la forma en que fuiste creado: perfecto e ilimitado y se te regalo el libre albedrio para que tú puedas crear aquello que quieres de la misma forma.

He estado en contacto con líderes y créanme que su éxito es simplemente creer que lo que están haciendo y queriendo es para ellos, es la fe y por supuesto la acción que va delante de la fe, lo que les hace ser exitosos en gerundio, día a día.

Porque aquello que quieres no es un lugar al que llegar, sino el camino que debes recorrer, no te conformes con creer que lo que quieres es lo único que mereces, desafía tus creencias, imagina a alguien que desde tu mirada sea sumamente exitoso en cualquier sentido y pregúntate si eso que admiras podría ser para ti o crees que es algo imposible de alcanzar.

A esa pregunta, tengo la respuesta: si ya lo imaginaste, ¡lo puedes crear ¡

Un líder sabe lo que quiere y eso no es menos que la perfección y la abundancia.

Encuéntrame en Facebook como Hugo García.

Abrazos, ¡todos!