Entre tuercas y cables – Tengo un coche turbo, ¿Y eso qué es?

0
133

POR Alfonso FAURE MEZA

Seas o no seas un fanático de los automóviles, seguramente han escuchado las palabras “Motor Turbocargado”, “Supercargado” o “TSI”; y es probable que el coche que manejas tenga inscritas estás palabras en algún lado de la carrocería o el motor. Estos términos, aparentemente muy técnicos, parecieran que vienen de una serie de películas protagonizadas por Vin Diesel, Paul Walker, La Roca y muchos otros; sin embargo, están cada vez más presentes en los autos de producción masiva y de uso diario para la gran mayoría de la población.

 

Entonces, ¿Qué es esto de los motores Turbo?, ¿En qué son diferentes a los “normales?, y ¿Por qué son cada vez más comunes?  Primero que nada, un motor turbocargado se basa en un motor normal, pero con la diferencia de que se le agrega un accesorio a la salida de los gases de escape. Este accesorio es un sistema de turbina-compresor, que aprovecha el flujo de salida de los gases de escape para hacer girar un compresor que comprime el aire fresco que será utilizado por el motor para explotar el combustible. El aire comprimido genera una explosión más eficiente y, asimismo, con él se extrae mayor potencia del motor. Esta cualidad de los motores turbo vs los normales se nota bastante en muchas de las ciudades de nuestro país que tienen altitudes por arriba de los 1,500m donde la potencia y eficiencia, se ven comprometidas cada vez que subimos metros sobre el nivel del mar.

Por otra parte, los autos con motores turbocargados se han vuelto cada vez más comunes porque los costos de fabricación de las turbinas se han reducido bastante, y así el costo total del vehículo. Además, los turbocompresores ayudan a reducir el gasto de combustible y mejorar la eficiencia; ya que permiten reducir el tamaño de los motores sin mermar en la potencia.

Me parece importante aclarar que, para una disminución real del gasto de combustible, es necesario mantener una conducción mesurada y tranquila; ya que, si nos excedemos con el acelerador, el tanque se podría vaciar rápidamente.

 

Estos nuevos sistemas y tecnologías son parte del compromiso global por parte de las armadoras para construir productos más eficientes y menos contaminantes. Que si bien, la tendencia global es hacia la movilidad eléctrica y sustentable, el proceso no se logrará rápidamente y es por eso, que las marcas generan nuevas opciones para reducir el gasto y la quema de los combustibles fósiles con motorizaciones más eficientes y limpias, y agregándole un diferenciador a las sensaciones al volante.

Los invito a que identifiquen las sensaciones al volante de su coche turbo prueben estas preguntas: ¿Notas alguna diferencia al manejar? ¿Te gusta cómo se siente? ¿Has visto cambio con el gasto de combustible?

Me pueden contactar en mi Twitter @alfonsofaurem y por hoy, apagamos motores.