Escoger entre dos o tres pedales

0
238

POR Alfonso FAURE

Una de las primeras características que diferencian cada uno de los autos, e inclusive, si sabemos conducir o no, es el tipo de trasmisión que tiene el coche. Generalmente, diferenciamos entre si el coche tiene una transmisión manual o automática y el punto de referencia para hacer esta distinción es el tercer pedal, el que se encuentra en el extremo izquierdo. Sin embargo, aunque a grandes rasgos esta diferenciación es correcta, también podemos clasificar los sistemas de una manera más exacta; ya que también existe la transmisión manual robotizada, la de doble embrague, la CVT, y más confuso aun, cuando las propias marcas le ponen nombres comerciales a sus trasmisiones que hace que nos podamos confundir aún más.

 

Anteriormente, solo existía una solo forma de trasmisión entre el motor y las ruedas, con una palanca de velocidades y su respectivo tercer pedal, a esta se le conocía como trasmisión manual porque el piloto manualmente debía de apretar el pedal del embrague o clutch para desacoplar la caja y colocar la velocidad deseada con la palanca. Tanto el funcionamiento y el acoplamiento con el motor es un sistema completamente mecánico con conexiones entre engranes de diferentes tamaños para encontrar la velocidad más adecuada. Más adelante, se inventaron las automáticas tradicionales que funcionan de manera distinta a las anteriores, en este caso éstas tienen un sistema más complejo de ejes, engranes planetarios y aplicación de presión con un fluido hidráulico; además de la electrónica necesaria para controlar los movimientos sin que el piloto interviniera para poder hacer los cambios de marcha. En un principio solo venían con 4 velocidades, pero con los avances tecnológicos, ahora existen de hasta 10 velocidades con un costo de mantenimiento menor y sobre todo mucho más confiables.

 

A parte de estos dos tipos de transmisiones, también existen otro tipo de trasmisiones, dos que se basan en el sistema manual y otra con un diseño diferente. Como su nombre lo dice, la manual robotizada es un sistema basado en una caja manual, pero con un sistema electrónico que accione el clutch y selecciona las velocidades de manera automática; como si un robot hiciera el trabajo del pedal de embrague y la palanca por ti. La siguiente evolución de esta trasmisión, es la de doble embrague como la DSG del Grupo Volkswagen; este sistema es como si estuvieran dos cajas manuales unidas, cada uno con sus engranes y sus embragues independientes; pero una se encarga de las velocidades impares y al otra de los pares. El resultado de este sistema, son cambios mucho más rápidos y suaves ya que al estar en 1ª velocidad, el sistema preselecciona la 2ª para que cuando sea momento de cambiar, se haga en fracciones de segundo. Por último, tenemos la CVT, que por sus siglas en ingles quiere decir Trasmisión Continuamente Variable, este sistema elimina los embragues y engranes e incorpora dos poleas de diámetro variable y una banda de trasmisión. El concepto de este tipo de transmisión es hacer un sistema totalmente automático pero que en lugar de tener “escalones” entre las velocidades, se mantenga un flujo continuo de potencia al variar la relación entre el torque del motor y las ruedas, eso al variar los diámetros de las poleas. Por lo tanto, este sistema tendría, teóricamente, un infinito número de velocidades que se adecuaran a las necesidades de manejo instantáneamente.

 

Como conductores, desde los que nos apasionan los autos como los que solo manejan por necesidad, es esencial conocer las diferencias entre las transmisiones para decidir cuál sería la mejor opción para nosotros y por qué algunos modelos llevan cierto tipo de sistema. Por ejemplo, si lo que buscas es un coche totalmente cómodo y ahorrador para la ciudad, la trasmisión CVT es la mejor opción; si el presupuesto es limitado y/o eres de los que les gusta el manejo clásico, entonces la manual tradicional sería la elección; pero si buscas un manejo deportivo y divertido, sin sacrificar el confort, la transmisión de doble embrague es la que pudiera servir mejor, aunque el costo de esta pudiera ser un poco mayor.