Las muxes y las velas de las intrépidas buscadoras del peligro

0
92

POR Leo ESPINOZA

Se cuenta que San Vicente Ferrer el santo patrón de Juchitán tenía un bolso con agujeros en su ropa del que se dejaron caer las muxes, mientras que otra historia cuenta que entre su andar por el mundo, el beato llevaba siempre consigo tres bolsas: una con semillas masculinas, otra  con femeninas y una tercera en la que ambas se encontraban revueltas; fue esta última la que se rompió sin querer sobre Juchitán.

Sea cual sea el caso a diferencia del resto de la comunidad LGBTTT+ en el país, las muxes se hacen cargo del cuidado de los niños, bordan, ayudan en las fiestas patronales y se encargan del hogar, labores que son comunes entre las mujeres zapotecas, incluso para muchas personas es un honor  tener alguien del tercer genero dentro de sus casas, pues se les considera que siempre velaran por los padres cuando estos se vuelvan mayores.

La fiesta grande conocida como la vela muxe de las Intrépidas Buscadoras del Peligro diferente a una vela istmeña tradicional  se realiza en un solo día, iniciando primero con la calenda a las siete de la noche, en donde desfilan por las principales calles de la ciudad, las capitanas y mayordomos, portando sus estandartes y luciendo sus atuendos que ha llegado a reunir hasta 10 mil personas de Oaxaca, México y Latinoamérica.

Esta festividad nació en el año 1975 como una reunión entre amigos que militaban en el Partido Revolucionario Institucional, pero ahora es apartidista y con la inclusión de toda la comunidad, siendo una clara muestra de que existe la posibilidad de integración de la diversidad sexual en la vida cotidiana de la sociedad oaxaqueña, este noviembre cumplirá su edición 45 y se espera que el tema de la pandemia limite su organización pues en el año 2017 por los sismos se suspendió.

Lo que si queda claro es que Juchitlan y las muxes son el foco de atención, situación que les valió para que Alejandra Islas ganara el Festival Internacional de Cine de Morelia abordando dicha temática con su documental en el 2005 o protagonizar la portada de la prestigiada revista de moda Vogue.

Las muxes nos muestran que la convivencia y el respeto entre las personas de la diversidad sexual y quienes no pertenecen a ella es posible, esperemos que un día no muy lejano se logre esto en todo el país en el que las diferencias enriquezcan más a nuestro pueblo y con piso parejo todas y todos podamos gritar viva México sin sentirte discriminada o discriminado.

 

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

 

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político