MUJER RESILIENTE – PORQUE SU DOLOR ES MÍO

0
875

Por: Sandra Chávez

 

Ayer tuve la oportunidad de ver un documental, me lo habían recomendado diferentes personas, todas ellas coincidieron en “lloré tanto cuando lo ví” razón por la cual me había resistido a prender la tv y dedicar tiempo a sufrir (ya bastante difícil es la vida como para, por voluntad propia,lastimarme el corazón y derramar lagrimas) sin embargo, en atención a la causa (acorde con el dicho mexicano) que mató al gato, decidí ponerme cómoda para tener pretexto y vaciarel rebosante pozo que se llena poco a poco hasta que finalmente decides desembocarlo a través del vital líquido emergiendo por los luceros faciales, teniendo como causa no lo que está sucediendo en el momento, sino todo lo que traes arrastrando con el transcurso del tiempo; caso concreto: me senté, prendí la tv y con té en mano me dispuse a sufrir potestativamente.

Debo reconocer que una vez terminado el documental, no me sentí triste, no lloré, no me deprimí, la sensación que permeó en mi ser fue de coraje, indignación, acompañada node temor, ni miedo, terror es la palabra correcta; pánico por saber cuán vulnerables nos encontramos, faltos de apoyo y seguridad, empatía en y por el otro.

Por vez primera recapacito respecto a lo que mi padre me decía cuando era pequeña, motivando mi reflexión respecto a cuán valiosos son el amor y la justicia para la convivencia social. ¿Amor? ¿Qué es el amor? ¿Justicia? ¿Cómo comprender su significado? Y finalmente, ¿Qué hacer para lograr convivir con el otro cerca de ?, ese que piensa y siente diferente, que tiene criterios ajenos, aquel con quien me enlazo en un diario convivir y debo, por lo tanto, respetar(haciendo hincapié en que no es sinónimo de aceptar).

Hoy, convoco a la unión, a fortalecernos entre vecinos, familia, amigos, compañeros; hoy por ti, mañana por mi; todos nos necesitamos, de una forma u otra, en el momento presente o por venir.

Abracemos causas solidarias, demostremos aprecio, reconocimiento a los actos de nuestros pares, unamos fuerzas; son muchos los malos, pero lo buenos somos más.

Por que tu dolor es el mío, hoy, el nombre de MariselaEscobedo me representa en el abanderamiento por la lucha y busca de justicia social.

Te invito a leernos todos los lunes en Mujer resiliente, y continuar ampliando el debate a través de mis redes sociales:

Página de Facebook: Sandra Chávez Marín
Twitter: @ChávezMarín
Instagram: @SandraChavezMarin