VISUALIDAD EXPANDIDA- YURITZI BECERRIL

0
87

YURITZI BECERRIL-TINOCO

Le bon sens. Hacer visible lo común

En las últimas décadas, diversos movimientos, organizaciones, resistencias plantean la necesidad de entendernos en nuevas lógicas colectivas; ello implica la incorporación de otras formas de percibir el mundo y de relacionarnos con él, de hacer visible con el pensamiento ciertas nociones que no podemos percibir sólo con la mirada.  Para comenzar quiero explorar los espacios de lo común.

Lo común puede designar el territorio, la generalidad de las personas, lo ordinario. En esta última acepción, lo común, se puede percibir como una categoría menor, precaria, falta de excepcionalidad. Sin embargo también refiere a la participación de dos o más personas u objetos de una misma cualidad, a una identificación compartida “tener algo en común”, se dice. Si lo acompañamos de otras palabras ampliamos su significado y su complejidad. Una acción común, es la posibilidad de hacer colectivamente, de co-implicarnos en una tarea. El sentido común, por su parte indica en el lenguaje coloquial razón o cordura, bon sens, en francés. También se habla de un sensorio común, que alude a una supuesta cualidad para percibir a partir de los sentidos. Hay incluso una tragedia de los comunes.

En el Discurso del Método René Descartes identifica el sentido común, el bon sens, como una cualidad inherente a todos los seres humanos repartida por igual, la capacidad de distinguir razonablemente entre lo que es bueno y lo que no lo es. Es decir la noción, ahora bastante cuestionada, de que es posible aspirar a la certeza, a la luz.