Investigadora de la UAEMéx obtiene nanopartículas de extractos naturales para combatir enfermedades crónicas como el cáncer

0
66
FOTO: Alelhi Rodríguez

 

Alelhi Rodríguez

De extractos de plantas naturales, María Guadalupe González Pedroza, investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), obtiene nanopartículas, para combatir células cancerígenas.

“Estamos trabajando con guanábana annona muricata y también la hierba del cáncer. Ya se hizo la evaluación anticancerígena a partir de líneas celulares como son la MCF-7 y la MDA-MB-468 de cáncer de mama, también se ha hecho en carcinoma y en cáncer de colón. Esta es una evaluación in vitro, hace falta muchísimo más investigación, ver en modelos en vivo como es que funciona en un sistema pero, de alguna manera se ha comprobado su biocompatibilidad”, detalló.

A través del proyecto, “Biosíntesis de nanopartículas de plata obtenidas a partir de extractos acuosos de hierba de cáncer y su aplicación como agente antitumoral de bajo costo”, junto a su equipo conformado por estudiantes de la Facultad de Ciencias, busca el desarrollo de tratamientos sustentables, ecológicos y económicos ante enfermedades crónicas.

“Hay varias rutas para llegar a generar nanopartículas, existen rutas químicas y físicas, en este caso, partimos de generar nanopartículas en las que se necesita de un agente reductor y un agente oxidante, en este caso, nuestro agente reductor es extracto natural de plantas naturales, entonces es lo que le da el plus a la investigación, porque no utilizamos agentes reductores químicos”.

Las nanopartículas, refiere la ciencia, son utilizadas para transportar anticuerpos, medicamentos u otras sustancias hasta ciertas partes del cuerpo, entre sus bondades destaca que son antibacterianas, anticancerígenas y anticafúngicas.

“Evaluamos la citotoxicidad en las nanopartículas y hemos tenido resultados muy buenos porque a bajas concentraciones de las nanopartículas logran generar apoptosis celular, entonces es lo que nos motiva a seguir estudiando esta planta como agente reductor de nanopartículas porque hemos visto su eficacia” añadió la investigadora.

“También hemos corroborado la biocompatibilidad en macrófagos que son células del sistema inmune, de defensa y que en este caso hemos visto que no las daña”, agregó.

Este proyecto, ya está en desarrollo para publicarse en un artículo científico y así demostrar los beneficios de esta rama de las ciencias biológicas.