Crean red de ayuntamientos comprometidos con la cultura

0
151
En el Teatro Centenario, en Nicolás Romero, el Alcalde Armando Navarrete, resaltó que en la actualidad en el tema cultural se da prioridad a las prácticas con fines económicos, haciéndolas más redituables.

Nicolás Romero, Méx.- Los Alcaldes de seis municipios del Estado de México se unieron para crear la Red de Ayuntamientos Comprometidos con la Cultura y los Derechos Culturales (RACCU), un organismo sin precedentes respaldado por la UNESCO y por la Secretaría de Cultura del Gobierno federal. El objetivo es fortalecer los lazos y conjugar esfuerzos para generar políticas públicas que favorezcan el desarrollo de las actividades artísticas en los municipios fundadores de la RACCU, en un intento por ejercer la cultura como un derecho y posibilitar la reconstrucción del tejido social e influir en aspectos de la vida de todos los ciudadanos.
El documento que formaliza la creación de esta Red fue firmado por Armando Navarrete, Presidente Municipal de Nicolás Romero; Ericka Sevilla, de Otzolotepec; Darwin Eslava, de Coacalco; Olga Medina, de Los Reyes La Paz; Gabriela Contreras, de Teoloyucan, y Anallely Olivares, de Ocoyoacac.
La ceremonia se llevó a cabo en el Teatro Centenario, ubicado en Nicolás Romero, donde el Alcalde anfitrión, Armando Navarrete, resaltó que en la actualidad en el tema cultural se da prioridad a las prácticas con fines económicos, haciéndolas más redituables y cerrando o poniendo obstáculos a los espacios alternativos para expresiones culturales no capitalistas, lo que ha tenido consecuencias.
“El dominio de los espacios con expresiones culturales totalitarias sin reconocimiento de la multiculturalidad que goza nuestro país han condenado al olvido no sólo de algunas lenguas, sino también de costumbres, modos de interpretar la vida, han enterrado la pluralidad de paradigmas con que era apreciada una misma realidad y las cosmovisiones de un mismo mundo”, consideró el Edil.
“Cuando permitimos que el sentido de nuestras tradiciones deje de ser comprendido, también estamos permitiéndonos nuestro propio olvido, pero cuando permitimos que nuestro marco de interpretación y referencia se bañen en nuevas experiencias y observe a las demás que las envuelven lograremos no sólo comprender y reproducir las propias, sino también respetar las otras”. También se dijo que ejercer la cultura como un derecho da la posibilidad de reconstruir el tejido social e influye en aspectos de la vida de todos los ciudadanos.