Infierno imbatible

0
54

Guillermo GUADARRAMA/ Fotos: Juan HERNÁNDEZ

*Toluca sigue invicto en casa, asciende al subliderato
del torneo y sepulta las aspiraciones de Pumas.

La Liga MX se reincorpora después del sismo del pasado 19 de septiembre y este miércoles, el club deportivo Toluca chamuscó 2-1 a los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México en el infierno del Estadio Nemesio Diez, en la jornada 11 de este torneo.
Partido crucial para ambas escuadras; por un lado, los Diablos Rojos del Toluca buscando el liderato de la tabla de posiciones de este torneo; por el otro, los Pumas esperando salir del fondo y comenzar a pelear un lugar, camino a la liguilla.
Como en todos los partidos de esta liga, más que por gusto, por necesidad, se esperaba una fiesta de goles, pues por cada anotación se haría una casa para los damnificados de los pasados sismos.
Sin embargo, el dolor que hoy une al país no puede dejarse a un lado y previo al inicio del partido los equipos se presentaron alternados en seña de unión y con una pancarta con el lema “Hoy más unidos que nunca”.
Por su parte, el equipo local se presentó con un equipo tricolor en memoria de las víctimas de los pasados sismos que han afectado parte de la república; cabe recordar que el cien por ciento de lo recaudado en la entrada a este partido será donado para los damnificados.
Y comenzó el partido en un estadio casi lleno donde la afición Puma también se hizo presente, el primer tiempo fue dominado por la escuadra visitante, donde los Diablos no lograron descifrar durante los primeros 45 minutos el modo de juego de los universitarios.
Un primer tiempo donde desde el minuto 26, José Van Rankin adelantó el marcador a favor de los Pumas con un remate desde afuera del área que dejo sin poder hacer nada al arquero Luis García.
Para el segundo tiempo, los papeles se cambiaron, pues los Diablos Rojos del Toluca no dieron oportunidad a los visitantes, siendo en el minuto 49 cuando Alexis Canelo empató el partido haciendo estallar a la afición que vistió el estadio de rojo.
El partido siguió dominado por el Toluca hasta que a diez minutos de terminar el tiempo reglamentario del segundo tiempo, Fernando Uribe le dio la vuelta al partido con un remate de cabeza que metió el esférico al fondo de la portería visitante.