Ni venganza ni desquite

0
91
Bill Belichick, entrenador en jefe de Patriotas de Nueva Inglaterra, destacó el profesionalismo del mariscal de campo Tom Brady y descartó que su desempeño haya tenido relación con los cuatro partidos de suspensión que le fueron impuestos al principio de la temporada regular. "Insinuar que este año es diferente, que compitió con más intensidad o hizo algo a una escala mayor de lo que ha hecho en el pasado es insultante para el tremendo esfuerzo, liderazgo y competitividad que ha mostrado durante los 17 años que lo he entrenado", indicó Belichick en conferencia de prensa.

* “Insinuar que Tom Brady este año compitió
más fuerte o que hizo algo a un grado más alto de lo que
lo ha hecho en el pasado es un insulto”, señaló Bill Belichick.

Houston, EUA.- El entrenador en jefe de Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, salió en defensa de su mariscal de campo, Tom Brady, al descartar que este haya entrenado más fuerte esta temporada para “vengarse” del comisionado la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), Roger Goodell.

En conferencia de prensa un día después de haberse adjudicado el Súper Tazón LI con triunfo de 34-28 sobre Halcones de Atlanta en tiempo extra, Belichick aseguró que “con todo respeto, creo que es inapropiado sugerir que, en su carrera, Tom (Brady) ha sido otra cosa que un gran compañero y un gran trabajador”.

Esto último luego que se ha insinuado que el egresado de la Universidad de Michigan realizó el entrenamiento más fuerte de su carrera para ganar el Super Bowl y así “desquitarse” por el castigo de cuatro juegos que, finalmente, le fue impuesto por su presunta participación en el “deflatedgate” hace dos años.

En este sentido, Belichick, quien ha sido su entrenador desde que el pasador llegó a la NFL, aseguró que su pupilo “nos ha dado cada gramo de esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas que tiene en el cuerpo”.

Del mismo modo, aseveró que “insinuar que este año fue, de alguna forma, diferente, que este año compitió más fuerte o que hizo algo a un grado más alto de lo que lo ha hecho en el pasado es un insulto al tremendo esfuerzo, liderezgo y competitividad que ha mostrado en los 17 años en que lo he dirigido”.

Aseveró que “ha sido de este mismo modo cada año, cada día, cada semana, cada práctica. No importa si es en mayo, agosto o enero, Tom Brady nos da lo mejor de sí cada que pisa el campo”.

En otro orden, el estratega admitió que llegar al “Juego Grande” de la NFL tiene su precio, ya que en este momento ya se encuentran detrás de otros equipos que ya iniciaron su proceso rumbo a la temporada 2017.

“En la temporada de la NFL el calendario es lo que es. En esta fecha y pese a lo grandioso que se siente este día y lo grandioso que es este día, con toda honestidad estamos cinco semanas retrasados para la temporada 2017, en comparación con la mayoría de los equipos de la Liga”, advirtió.