Mensajes políticos y orgullo por raíces marcaron los Grammy Latino

1
135
La cantautora mexicana Natalia Lafourcade fue la máxima triunfadora de la XVI entrega anual del Grammy Latino al obtener cinco trofeos, pese a ser derrotada por Juan Luis Guerra en la categoría estelar de álbum del año.

* La cantautora mexicana Natalia Lafourcade se consagra como la máxima triunfadora de la XVI entrega.

    Las Vegas.- Mensajes políticos y de orgullo por las raíces latinas dominaron y sacudieron a la XVI entrega anual de los premios Grammy Latino.

    En un mensaje dirigido a los latinos en Estados Unidos, la banda Maná y el grupo norteño Tigres del Norte extendieron una enorme pancarta en la que invitan a estos votantes a asumir una posición analítica y crítica sin dar nombres de los políticos.

    La pancarta, escrita en inglés y en español, rompió las previas actuaciones musicales cuando Maná y Tigres del Norte, tras terminar de cantar, mostraron la leyenda “Latinos unidos no voten por los racistas”.

    Estos habían interpretado un arreglo de un éxito de antaño de Tigres del Norte: “Somos más que americanos” en el que se subraya que los inmigrantes son más americanos más que el hijo de anglosajon.

    En la ceremonia la banda mexicana Maná se consolidó como el grupo más exitoso en su estilo al llevarse el premio a mejor álbum pop rock por “Cama incendiada”.

    En otro momento, la máxima triunfadora de la noche la cantautora mexicana Natalia Lafourcade invitó a los latinos a sentirse orgullosos de sus raíces, de su país y de ser latinoamericanos.

    Lafourcade hacía alusión a su canción “Hasta la raíz”, que fue la más galardonada con cinco megáfonos, un tema que inicio sobre el amor y desamor y que ha terminado como baluarte por impulsar las raíces del individuo.

    En la ceremonia también destacó el orgullo de la comunidad colombiana y caribeña gracias a los triunfos de exponentes como J Balvin, que ganó el de mejor canción urbana, y Juan Luis Guerra, el dominicano que se llevó tres trofeos.

    En el show, las participaciones más aplaudidas fueron las de Julión Alvarez, que cantó “El amor de mi vida”, y Alejandro Sanz, que cantó por primera vez con mariachi su tema “A que no me dejas”, acompañado del Mariachi Sol de México.

    Otras intervenciones espectaculares fueron las de Il Volo con Natalia Jiménez, en donde pareció un duelo de voces potentes con “Creo en mi” o el energético y bailable de ChoQuibtown “Salsa y choque”.

    El espectáculo fue iniciado por J Balvin, quien interpretó su éxito más sonado del momento “Ginza”, además de “Lean On” con Farruko, Major Lazer y Mo.

    También tuvo una discreta participación el rapero y actor Will Smith, que dio algunas expresiones en español al cantar el tema “Fiesta” en duo con la banda colombiana Bomba Estereo.

    Otra de las sorpresas de la noche fue la aparición de Espinosa Paz, que por primera vez se le vio vestido de charro y que parecía una vestimenta de talla mayor, para cantar su tema “Perdí la pose”.

    Asimismo, participaron Ricky Martin con “Disparo al corazón” y el español Pablo Alborran con “Recuérdame”, y uno de los más flojos fue un somnoliento Prince Royce con un tema que no despertó a la concurrencia “Back It up”.

    También apareció un emocionado Roberto Carlos, quien la víspera fue reconocido por la academia latina como la personalidad del 2015, que cantó “Te amo, te amo”, “Propuesta”, “La distancia” y “Un millón de amigos”.

    De igual forma y curiosamente de manera consecutiva casi para finalizar, los máximos ganadores de la noche Natalia Lafourcade y Juan Luis Guerra tuvieron oportunidad de cantar sus temas “Hasta la raíz” y “Todo tiene su hora”.