Productor desmiente a Karla Souza

0
239
Foto Especial

Por Monick Huitrón

Han pasado ya tres meses desde que la exitosa actriz Karla Souza, revelara en una cadena de televisión internacional, haber sido víctima de acoso y abuso sexual por parte de un productor de televisión y de cine.

Recordemos que a pesar de que Karla, jamás mencionó el nombre de su agresor, inmediatamente, Gustavo Loza fue señalado como el culpable por coincidir que él produjo los proyectos a los que ella se refiere señalando que fue en ésa época, cuando fue agredida.

Mientras el mundo lo acusada y Televisa anunciaba que rompía relaciones profesionales con él, Karla guardó silencio y nunca salió a defenderlo de tremendas acusaciones. Y, como dicen que el que calla otorga, Gustavo decidió romper el salir y mostrar una serie de mensajes privados que sostuvo con Karla Souza en diferentes fechas, demostrando que la relación que había entre ellos era de lo más cordial y cariñosa, y no la de una mujer violentada.

Por su parte, Karla Souza no volvió a dar entrevistas ni a hacer declaraciones al respecto, dejando claro que el hombre al que se refiere, al que señala de haberla acosado durante varios proyectos, y después, de haberla violado, es a quien ella misma en redes sociales, halagaba y aseguraba ser una gran amigo.

Con toda esta serie de incongruencias, son más las dudas las que surgen ahora, de entrada, porque Karla está ilocalizable, o sea, no responde mensajes ni llamadas de la prensa, lo que pone en duda todo lo dicho, ya que el productor, por su parte, está dispuesto a llegar a tribunales si es necesario, para limpiar su imagen y su prestigio, mostrando pruebas contundentes de que las acusaciones de violación en su contra, son totalmente falsas.

Mire, con actitudes como la Karla, que lanza la piedra y después esconde la mano, se empaña el gran movimiento social “Me Too” que inició en los Estados Unidos y por el cual, decenas de mujeres del medio del espectáculo decidieron alzar la voz y denunciar pública y legalmente, a personajes del mismo medio, por acoso y violaciones. La diferencia entre ellas y las actrices mexicanas que dijeron haber sido víctimas de acoso y violación, es que, las segundas, jamás mencionan a sus supuestos agresores y mucho menos realizaron las respectivas denuncias ante las autoridades correspondientes, lo que debilita sus testimonios y de ser algo serio, termina convirtiéndose en un chisme.