Anfitriones de despedida, un trabajo de la mano de la muerte

0
169
FOTO: Victoria Acevedo

POR Alelhi RODRÍGUEZ y Victoria ACEVEDO

Les llaman anfitriones de despedida, su labor es trasladar a las personas fallecidas desde su salida del crematorio, hasta su domicilio o a una funeraria, un oficio que desde que inició la emergencia sanitaria por COVID-19 ha sido muy demandado.

Mauricio Vilchis originario del municipio mexiquense de Zinacantepec, de su viva voz contó para 8 Columnas, sobre su experiencia al realizar su trabajo y lo complicado que es contenerse a la situación que hoy vive la entidad, el país y el mundo entero.

Anfitriones de despedida, un trabajo de la mano de la muerte - Ene 13, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

Desde hace tres años que se ha dedicado a entregar los féretros a los deudos, asegura ser testigo del dolor de los familiares, de ser ese vínculo al último adiós.

“Tengo que ver rodar las lágrimas de los dolientes, cuando están bajando el cuerpo, mi sensibilidad a flor de piel, no obstante, tengo que permanecer frío y no mostrar sentimientos, de eso trata mi trabajo, estar de pie, serio y no mostrar nada*.

No resulta sencillo dice, no sentir o ser ajeno a la tasa de letalidad que en los últimos meses ha tenido un repunte imparable, mucho menos cuando la mayoría de los finados son a causa y consecuencia del coronavirus.

Anfitriones de despedida, un trabajo de la mano de la muerte - Ene 13, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

Refirió que, en tan solo una semana, puede entregar los restos de 10 a 20 personas, lo hace aplicando las medidas sanitarias correspondientes, pues es padre de tres hijas y se cuida por su bienestar y por el de su familia.

Porta un traje-sastre color negro, un cubrebocas y guantes y constantemente sanitiza la carroza en la que traslada tantas muertes, Mauricio, refirió que por fortuna al día de hoy ningún compañero de la funeraria para la cual trabaja se ha contagiado.

Anfitriones de despedida, un trabajo de la mano de la muerte - Ene 13, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

Y su único pedir a la población es a cuidarse ahora que el Estado de México se encuentra en semáforo rojo, “porque las autoridades médicas saben lo que está sucediendo”, concluyó.