Blindarán a alcaldes

0
118
Protección adicional… El asesinato del alcalde de Jilotzingo, Juan Antonio Mayén Saucedo ha sido un evento extraordinario que obliga a las autoridades a reforzar la seguridad de los presidentes municipales, según lo reconoció el secretario General de Gobierno, José Manzur quien de paso informó que se han enviado a 100 elementos de la CES para resguardar el municipio de Jilotzingo. (Foto: Juan Hernández)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

 

  • Secretaría de Gobierno dispuesta a reforzar seguridad de presidentes municipales.

 

Tras el atentado y ejecución del alcalde panista  de Jilotzingo, Juan Antonio Mayén Saucedo, el Gobierno del Estado de México brindará seguridad y vigilancia a algunas de las 124 autoridades restantes que lo soliciten, ya que cabe recordar la principal línea de investigación para esclarecer el hecho violento es el  posible vínculo del edil con la delincuencia organizada.

Adicionalmente, desde la muerte de Mayén Saucedo y dos de sus colaboradores ocurrida el pasado viernes en  la Comunidad de Santa María Mazatla; en la carretera Naucalpan-Ixtlahuaca,  se han desplegado más de 100 elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) para blindar la zona de Jilotzingo.

El encargado de la política interna estatal, José Manzur Quiroga confirmó que las autoridades estatales están dispuestas a salvaguardar la integridad de los alcaldes mexiquenses que así lo requieran, pues reconoció que existe preocupación tras la ejecución.

“Es un asunto  que de manera inmediata llamó la atención (la ejecución del alcalde de Jilotzingo) si hay algún alcalde que necesite o considere que debe tener seguridad yo le digo que se acerque”, aseguró.

“Por lo pronto en Jilotzingo mandamos 100 elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana para reforzar la policía municipal”.

Sobre el avance de las indagatorias de la ejecución del alcalde de Jilotzingo, Manzur Quiroga precisó que son dos carpetas de investigación que posiblemente vinculan a Mayén Saucedo con el crimen organizado; sin embargo, consideró como irresponsable confirmar de manera adelantada la acusación.

Sin embargo, insistió que no se descartará ningún móvil para esclarecer el hecho violento, donde -precisó-que las únicas facultadas para dar los resultados son la Procuraduría mexiquense y el juez que lleve el caso.

“Sería irresponsable hablar que el alcalde estaba coludido con el crimen organizado, no se va a descartar ninguna línea de investigación, incluso eso… eso es un asunto de un juez y seguramente la Procuraduría tendrá elementos para mostrar si sí o no estaba metido (con el crimen organizado)”, declaró.

Cabe recordar que con la emboscada y asesinato del alcalde de Jilotzingo, Juan Antonio Mayén Saucedo, se contradijo la afirmación del gobierno estatal quien hasta este 22 de abril rechazaba que existieran investigaciones o indicios de la relación de las actuales 125 autoridades municipales con el crimen organizado.

Pues la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) admitió que contaba con antecedentes en varias carpetas de investigación que ligaban al ex edil de extracción panista,  Mayén Saucedo con un grupo criminal que operaba en la zona de aquella demarcación.