Continúan pequisas

1
37
El origen de la barbarie… El procurador general de Justicia del Estado de México (PGJEM), Alejandro Jaime Gómez Sánchez, ratificó que hay indicios claros y contundentes para advertir que un hecho de secuestro detonó la barbarie en Atlatongo, Teotihuacán, donde 2 presuntos plagiarios fueron linchados y uno más salvó la vida. Las indagatorias también se dirigen contra quienes perpetraron el doble homicidio. (Foto: Victoria Acevedo)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

  • PGJEM continúa pesquisas por doble linchamiento; reafirma que sí hubo secuestro.

 

A 48 horas de haberse cometido el linchamiento en Atlatongo, Teotihuacán, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) informó que ya cuenta con los elementos suficientes para ejercitar acción penal por el delito de secuestro contra uno de los tres sobrevivientes del hecho violento, pues su víctima, Ezequiel Flores Rivas lo reconoció como uno de sus plagiarios.

Pero al mismo tiempo, la institución precisó que las 18 personas que fueron detenidas y posteriormente puestas en libertad continúan siendo investigadas tras consumarse su acción de justicia por propias manos en contra de los integrantes de la banda de secuestradores con orígenes en el estado de Guerrero.

En el  primer caso, el encargado del Ministerio Publico mexiquense, Alejandro Gómez Sánchez, confirmó que Pedro Jesús Rivera Rosa, único sobreviviente de la turba enardecida de la comunidad de Atlatongo, podría ser procesado por el delito de secuestro, derivado de las indagatorias que se han hecho en las últimas horas.

“Ya  después de las declaraciones de Ezequiel, después de haber hecho la confronta, el análisis de la ropa de la víctima y los tatuajes  en el cuerpo, tenemos elementos suficientes para ejercitar acción penal en contra de esta persona  por el delito de secuestro”, señaló.

No obstante, la Procuraduría mexiquense dijo aún desconocer a qué grupo delincuencial del estado de Guerrero pertenecían los  presuntos secuestradores.

Gómez Sánchez indicó que sobre el caso de las 18 personas detenidas por el linchamiento en Atlatongo, Teotihuacán, continuarán siendo investigadas por la institución, incluso podría aumentar el número de ciudadanos, ya que han empezado a analizar las fotografías y videos de cuando ocurrieron los hechos violentos para proceder por el delito de homicidio.

“Las 18 personas son investigadas y son investigadas cuanta persona vaya aparecer en los diversos videos, fotografías, las partes de los policías y estamos recabando testimoniales”, indicó.

En dicho contexto sentenció que no existirá impunidad, ya que el Gobierno del Estado de México no tolerará que la ciudadanía aplique la ley por su propia mano.

Tras los hechos violentos, la Comisión Estatal de Seguridad Cuidada (CESC) asumió el cargo de la comunidad de Atlatongo, Teotihuacán, bajo el modelo de Mando Único, y su presencia tendrá la finalidad de brindar paz en la región.

Los tres supuestos secuestradores fueron identificados como: Octavio Ramírez (fallecido), de 31 años y originario de Guerrero; Nayeli Pérez (fallecida), de 30 años; y Pedro Jesús Rivera Rosas, de 28 años originario de Guerrero en calidad de detenido.