Clausuran la Vaquita

4
282
Amarran a la Vaquita… Autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT) clausuraron el emblemático negocio de tortas «La Vaquita Negra del Portal», en la ciudad de Toluca. El motivo, explicaron, es que este negocio no expide comprobantes fiscales ni facturas a sus clientes. (Foto: Juan Hernández).

Juan Gabriel GONZÁLEZ CRUZ

*Hacienda clausura las famosas tortas de la

Vaquita Negra del Portal por no expedir comprobantes fiscales.

Las emblemáticas y suculentas tortas de la “Vaquita Negra del Portal” fueron clausuradas el medio día de este viernes por personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y de la Secretaría de Finanzas del Estado de México, quienes supuestamente encontraron deficiencias en el cumplimiento de la normatividad fiscal.

El famoso local, ubicado en Los Portales de Toluca, en la esquina de Independencia y Bravo, fue cerrado ante la sorpresa de los clientes que tuvieron que aguantarse el hambre y el antojo de saborear –como todos los días- una torta de chorizo, queso, pierna, así como otras variedades y combinaciones.

Todo derivó de que un comensal presuntamente pidió un comprobante fiscal por su consumo, sin embargo no obtuvo respuesta, por lo que interpuso una denuncia ante las autoridades hacendarias correspondientes que decidieron el cierre del negocio.

Bajo esta situación La Vaquita Negra del Portal permanecerá cerrado durante tres días (viernes, sábado y domingo), días en que se registran las ventas más altas, y el lunes podrá reiniciar actividades, siempre y cuando subsane los requerimientos del SAT.

Los sellos de clausura indican los siguiente: “por no expedir, no entregar o poner a disposición de los clientes facturas electrónicas o expedirlas sin que cumplan con los requisitos fiscales”.
Este negocio de tortas es uno de los más socorridos y conocidos del centro de Toluca, donde los comensales son desde ciudadanos comunes, hasta políticos y empresarios de todo nivel.

El dueño del local, Edmundo Mastínez, consideró esta acción de la autoridad fiscal como un abuso, puesto que a su decir, nunca se negaron a dar el comprobante fiscal, sino que únicamente se le preguntó al cliente si quería el comprobante impreso o por correo eléctrico.