Línea 12: A un año de la tragedia

0
137
FOTO: Especial

 

Rafael Rodríguez

Era un 3 de mayo de 2021, poco después de las 10:11 de la noche comenzaban a circular videos en redes sociales que cimbraron y paralizaron a la nación entera. Las imágenes parecían inverosímiles: El tren elevado del Metro de la Ciudad de México, entre las estaciones Tenozco y Olivos -a un costado de la avenida Tláhuac- se había desplomado.

Un convoy del Metro se cayó debido a lo que, a primeras luces, parecía una falla estructural. Sin embargo, para los minutos consiguientes trajo consigo los reflectores de las televisoras nacionales e inundó las redes sociales de videos desde distintos ángulos en los que era se hacía cada vez más evidente que se convertía en una de las tragedias más grandes de los últimos años en la Ciudad de México (CDMX) y del país.

Las preguntas comenzaban a surgir, ¿Cuántas personas se encontraban en ese momento en los vagones del metro?, ¿Cuántas personas habían fallecido?, ¿Cuántos lesionados hay y a dónde los están trasladando?, ¿Alguno de mis familiares se encontraba ahí?, ¿Quién o quiénes son responsables por este hecho?.

Conforme comenzaron a pasar los minutos, estas preguntas fueron respondiéndose una a una -a excepción de la última-, sin embargo comenzaba a darnos un panorama de la gravedad del hecho que se convertía en tendencia Mundial apenas pasados unos minutos de haber ocurrido el desplome.

Los números comenzaron a hacerse cada vez más grandes, conforme iniciaban las labores para apoyar a las personas lesionadas que se encontraban al interior de los vagones, también iniciaban a surgir algunos nombres de personas que eran buscadas por quienes sabían que algún familiar, amigo o conocido viajaba asiduamente sobre la famosa Línea Dorada, la cual corre de Mixcoac a Tláhuac.

Lamentablemente, conforme al paso de los minutos, también surgían algunos nombres de personas que habían perecido en el lugar, producto de la caída de dos vagones del convoy del Metro capitalino.

Al lugar llegaron elementos de diversos servicios de urgencias provenientes de toda la Ciudad de México, además de Protección Civil, Bomberos, Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad de la capital del país; quienes comenzaron con las labores de apoyo para rescatar a los heridos y brindarles atención médica, así como el traslado hacia diferentes hospitales para quienes se encontraban más graves.

Además de vecinos de la zona, quienes fueron los primeros respondientes antes este hecho y que apoyaron con las labores de rescate para los heridos.

Al final, 26 personas que buscaban llegar a su destino encontraron en una falla mecánica un fatídico final que terminó con sus vidas. Además más de cien personas que también sufrieron fuertes heridas por este hecho, el cual fue catalogado como uno de los peores accidentes en este medio de transporte en más de 50 años.

Pocas horas tuvieron que pasar para que, así como iniciaron a contarse los lesionados y fallecidos por este lamentable hecho, también comenzaron a salir a la luz diversas irregularidades y fallas estructurales que habrían sido presentadas desde hace más de una década y que acumulaba señalamientos a diversos actores y actrices políticas de la capital del país, e incluso de nivel nacional.

Entre toda esta serie de irregularidades comenzó a circular información sobre presuntos malos manejos y decisiones, el sobrecosto de la obra, las fallas operativas presentadas desde el arranque de la línea, además de las constantes suspensiones del servicio que sufría esta corrida de la también conocida como “limosina naranja”.

Sobre las causas y responsabilidades de este hecho, las redes sociales se inundaron de opiniones diversas que polarizaron el debate público acerca de este hecho. Asimismo las plumas más leídas del país, así como los líderes de opinión iniciaron a señalar a las administraciones encargadas de la construcción y operación de esta línea dorada. Además de la oposición y defensores del partido mayoritario en el poder, quienes no perdieron la oportunidad de señalar a actores en específico.

Los primeros en ser señalados fueron la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; así como sus predecesores, Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard, quienes también estuvieron al frente de la CDMX en administraciones pasadas. Además de funcionarios que en su momento estuvieron encargados de la operación y trabajos en el Metro, en específico los involucrados con la L-12.

En este contexto, los actores involucrados iniciaron a señalar que era necesario realizar investigaciones para eventualmente deslindar responsabilidades y hacer justicia por las personas que fallecieron a causa del accidente, así como a los lesionados.

Uno de los primeros en reaccionar respecto a este tema fue el canciller Marcelo Ebrard, quien a través de Twitter escribió: “Lo ocurrido hoy en el Metro es una terrible tragedia. Mi solidaridad a las víctimas y sus familias.Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario”.

Por otra parte, La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció horas después que la L-12 tendría que cerrar operaciones -incluyendo el tramo subterráneo, esto con con el fin de realizar las investigaciones necesarias para determinar la causa así como los responsables del incidente.

Por su parte, El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se haría una investigación a fondo para conocer lo que realmente sucedió.

A un año…

Tras las investigaciones y peritajes para deslindar responsabilidades sobre este lamentable hecho que acabó con la vida de 26 personas y dejó lesionadas a un centenar más, aún no se tiene ninguna persona detenida o señalada por el colapso de la L-12. Sin embargo tienen señaladas a 10 personas como presuntos responsables, a quienes se les estarían imputando delitos delitos de homicidio, lesiones y daños dolosos. Sin embargo la audiencia de estas personas no se ha podido celebrar por motivos diversos y se espera que se lleve a cabo el próximo 6 de junio.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México afirma haber llegado a acuerdos reparatorios con al menos el 90% de los deudos de las personas fallecidas, sin embargo, al menos 26 personas aún mantienen una lucha legal para exigir una indemnización suficiente a las empresas que resulten responsables por este hecho.

Para finalizar, este 3 de mayo, a un año de la tragedia, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum señaló que inician los trabajos de reconstrucción de la L-12 y que podría reabrirse en noviembre de este 2022.