Urge legislar sobre bienestar de animales

0
94
  • Con el fin de sancionar a quienes maltratan a estos seres vivos, destacó el diputado Arturo Álvarez Angli.

 

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, Arturo Álvarez Angli, urgió a legislar en materia de bienestar animal, con el fin de sancionar a quienes maltratan a estos seres vivos.

Para ello, presentó ante el pleno una iniciativa que expide la Ley General de Bienestar Animal, la cual establece un esquema claro y eficiente de competencias y sanciones, basado en el valor intrínseco de la vida, libertad y capacidad de sufrir de cada animal.

La iniciativa fue turnada para su análisis y dictaminación a las Comisiones Unidas de Juventud y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con opinión de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, expuso en un comunicado.

El legislador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) explicó que la iniciativa plantea la creación de una Policía Federal para la Protección de los Animales, y de una Fiscalía Especial Federal para la Defensa de los Animales.

También propone la creación de una Fiscalía Especial Federal para la Defensa de los Animales, que se encargaría de vigilar la aplicación de dicha Ley, y ambas deberán tener presencia en cada entidad del país.

De igual manera, prevé fundar un Instituto de Capacitación de Derechos de los Animales, el cual trabajará con un enfoque jurídico y ético, en estrecha vinculación con las consecuencias ambientales, de salud y de violencia social que conlleva al abuso hacia los animales.

“En dicho Instituto se formarán los policías y agentes del Ministerio Público que aspiren a formar parte de la Fiscalía Especial para la Protección de los Animales”, explicó.

Alvarez Angli advirtió que existen varias legislaciones que contienen disposiciones en la materia, pero son aisladas e insuficientes, por lo que justo este vacío ha permitido que proliferen las conductas de crueldad y negligencia hacia los animales.

En este sentido, recalcó, su propuesta prevé sanciones para las personas que sean propietarios de animales y no les proporcionen alimento, agua, resguardo, ventilación, espacio, higiene y atención médica suficiente y adecuada.

De igual manera, pretende sancionar a quienes abandonen animales en la vía pública, los venda a menores de edad, ejerza la mutilación sin fines terapéuticos, y los utilice como propaganda a través de rifas, sorteos o concursos.