A la delincuencia se le combate con recursos, capacitación e inteligencia

0
219

POR Edgar ROMERO

Desde hace mucho tiempo todos sabemos que la zona Sur del Estado de México por decir lo menos esta “caliente”, que diferentes grupos de la delincuencia organizada se han enquistado a tal grado que representa un verdadero poder factico que gobierna la zona, muchos de nosotros hemos escuchado por parte de nuestros amigos y conocidos que habitan en el sur del Estado, historias de como grupos de personas fuertemente armadas circulan en convoyes a plena luz del día por las plazas y calles de algunos municipios, los comentarios son diversos pero coincidentes, nos platican la forma en como la delincuencia organizada controla el abasto de pollo, carne de res y cerdo, incluso el precio de la tortilla, esta situación no es de ahora llevamos años pero muchos años con este problema, la posición geográfica y limítrofe con estados como Guerrero, Morelos y Michoacán han convertido al sur del estado en un lugar de siembra y de trasiego de droga.

 

El artero y cobarde asesinato de ocho elementos de la policía estatal y cinco de la policía de investigación el pasado jueves en Coatepec Harinas constituye una afrenta grave no solamente en contra de los policías asesinados y sus familias, sino también en contra del Estado titular del poder punitivo y de toda la sociedad en general, hechos deleznables como estos no deberían pasar en un país que esta en plena “cuarta transformación”, sin embargo, los mismos se replican por todo el país. Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Nuevo León, todos los días dan cuenta de ello.

 

Desafortunadamente las autoridades tanto del orden federal como del orden común se echan unos a  otros la bolita, la responsabilidad es compartida, dejaron crecer a la delincuencia no solamente a la delincuencia común, sino también a la delincuencia organizada, y por increíble que parezca sigue sin atacarse las causas. La política de “abrazos y no balazos “  de nuestro Presidente esta comprobando su ineficacia para tratar a los delincuentes, todos lo sabíamos, a la delincuencia se le combate con recursos, muchos recursos pero sobre todo con capacitación e inteligencia.

 

Hoy nuestra fiscalía esta ofreciendo quinientos mil pesos por datos fidedignos que lleven a la captura de tres personas, las mismas tres personas que llevan tiempo en investigación de la fiscalía, de quien tenían datos certeros y precisos desde hace ya algunos años, ya se sabia como se llamaban, a que se dedicaban, donde se podían localizar e incluso ya contaban con fotos de ellos, les dieron tiempo aire para que siguieran haciendo sus fechorías, hoy los familiares de los policías caídos y nosotros como sociedad esperamos que este acto cobarde no quede impune. Esperemos que pronto se le haga justicia  a las familias de los policías asesinados.

 

Esperemos que el tema no se olvide en ocho o quince días, entendemos perfectamente que se acerca una elección que definirá de manera total el control de la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, incluso el destino político del Presidente de la Republica, y de varios Gobernadores de algunos Estados, pero hoy, por lo menos hoy lo mas importante es hacer justicia a los policías caídos, lo mas importante es dar un golpe de autoridad que nos regrese la confianza en nuestras instituciones y corporaciones.

 

Por: Edgar Romero

Penalista