A mi manerA

0
148
Enrique Peña Nieto. Entierra frase célebre.

Por Julio A. AGUIRRE

*¡Que se encueren!…
*Una batalla sin final.
*Carolina, sabía lo que decía.

Una fórmula para alcanzar la celebridad puede ser ésta: Expresar ideas sencillas con claridad, ingenio y cortesía. André Maurois.

    En el Partido Revolucionario Institucional (PRI), los tiempos han cambiado, dicen algunos.

    Tenemos que aceptarlo aunque sólo en pequeña proporción.

    En los tiempos de Ernesto Zedillo Ponce de León, el entonces presidente de México anunció que se cortaría el “dedo” -no hacer la designación del candidato de su partido-. Y lo hizo. Lamentablemente su anunció fue estando de salida y se tuvo que ir mocho. No contó con el tiempo o la valentía, y tampoco la sierra eléctrica para que agarrara parejo y cortara el dedo a toda la militancia.

    Ponce de León es uno de los ex presidentes menos recordado por su partido aunque, desde nuestra perspectiva, no el más malo.

    Otra. Al paso del tiempo el priísmo entendió que era un derroche de dinero -y pérdida de tiempo- continuar con campañas donde los aspirantes rebasaban el número de los dedos de una mano con el inútil objetivo de defender una verdad inexistente. Hoy nadie tan tonto como Zedillo de lucir el faltante en la mano derecha; sin embargo ya no acepta el montón de suspirantes haciendo su luchita. Hoy, repetimos, se llama “candidato de unidad”, (dedazo disfrazado).

    La tercera. Hasta hace unos meses prevalecía la frase que acuño Fidel Velázquez: “El que se mueva no sale en la foto”. Ahora resulta que el que se mueva sí sale en la foto. Oh que la… ¿en qué quedamos entonces?

    La expresión vino de arriba. Comentario que parecerá una orden o el balazo de salida para todos y todas aquellos que aspiran a cargos de elección popular.

    Ya lo dijo el priísta número uno en el país. Los interesados en la gubernatura del Estado de México, y la propia silla presidencial, ya pueden ir encuerándose. De mente, que conste, de mente.

    El Partido Revolucionario Institucional sabe que no puede seguir viviendo del pasado y que las viejas mañas, en tiempos actuales, no garantizan triunfos, dinero y poder.

    ¡Que se encueren!… ¡que se encueren!

PIERDEN AUTORIDADES

    Cualquier poderosa idea es absolutamente fascinante…y absolutamente inútil a menos que decidamos realizarla. Richard Bach.

    En el Estado de México la violencia contra la mujer es un tema del que no se visualiza -a corto y largo plazo- solución. La guerra de dimes y diretes entre autoridades y sociedad por las estadísticas registradas difieren y penosamente las autoridades, a juicio ciudadano, van perdiendo la batalla en una palabra clave: credibilidad.

    Tan pronto organizaciones no gubernamentales exponen datos actualizados el procurador general de justicia de la entidad mexiquense sale a decir lo contrario, respaldado más tarde por el secretario general de Gobierno, y finalmente por el mismo Gobernador de la entidad.

    Los números son fríos y terminan por salir a flote. Hablar con la verdad lejos de ser un pecado termina por ser una virtud. ¿Por qué les cuesta tanto entenderlo?

COMO VA…

    Cobra fuerza… nuestra poca masa encefálica nos hizo escribir, cuando Carolina Monroy del Mazo se “destapó” como aspirante a la gubernatura del Estado de México, que seguramente consultó a Manlio Fabio Beltrones, líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, lo que diría durante el evento del 192 aniversario de la entidad.

    Expusimos, también, que probablemente el mismo Beltrones hizo conocimiento al priísta número uno del país, Enrique Peña Nieto, lo que sucedería en la tierra del mandatario.

    Después de la frase del presidente de México: “El que se mueva si sale en la foto”, puedo (mal) pensar que el mismo jefe del ejecutivo “cambió las reglas” y el mensaje de Carolina Monroy fue claro y contundente. El Estado de México está cerca de ser gobernado por una mujer.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx