A mi manerA

0
106
Enrique Peña Nieto. Habló (como priísta número uno) largo y tendido.

Por Julio A. AGUIRRE

* Discurso aumentado.
* El optimismo de E. Peña.
* Termómetro electoral
bajo cero.

Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, a aprender más, a hacer más… entonces eres un líder. Jack Welch.

Cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se preparaba para la elección presidencial periodo 2012-2018, dos eran los nombres que más sonaban para ocupar un espacio en la boleta: Manlio Fabio Beltrones y el mexiquense Enrique Peña Nieto.

Ninguno de los dos había manifestado, públicamente, su deseo de competir, sin embargo era un secreto a voces que así sería.

Recordamos que Manlio Fabio Beltrones sacó a relucir la frase que decía más o menos así: “primero el proyecto, luego el candidato”. Manlio Fabio se preguntaba para qué quería el PRI regresar a la presidencia. Qué haría el partido, con un candidato u otro, de ganar la elección para el bienestar de los mexicanos.

El discurso enviado a la militancia priísta por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante la toma de protesta a los integrantes del Consejo Nacional, tiene mucho que ver con lo que en aquella ocasión manifestó Manlio Fabio Beltrones.

“Primero el plan y después los nombres”, insistió el mexiquense. Vino luego una cascada de frases que obviamente llegaron al corazón de los tricolores reunidos, desatándose una “guerra de aplausos” para saber quién aguantaba más el choque de palmas.
Fue el día del priísta número uno de México. Fue una fiesta tricolor como ellos saben organizar.

* En 2018 estará en juego no sólo la presidencia de la República; lo que estará en juego es el futuro de México.

* Este es el momento de armar la agenda del país para los próximos años; el PRI, como lo ha hecho en diversos momentos de nuestra historia, será quien la lleve a cabo.

Un PRI unido, con programa y resuelto a ganar, convocó.
* En unidad, con las mejores propuestas, con candidatos arrojados y valientes, y con la mejor militancia, vamos por el triunfo en 2017 y 2018, subrayó.

“No se trata de ganar sólo por una elección. No se trata de ganar por ganar. Construir un país lleva décadas; derrumbarlo, toma unos cuantos días. Por eso queremos y trabajamos para ganar y para darle certidumbre y certeza al México del futuro”.

“El PRI construye, no destruye”

El PRI ganará en 2018 “para que los siguientes años sigan siendo de construcción y no de destrucción. El PRI ganará para no regresar a modelos obsoletos y caducos, para mantener la certidumbre y la estabilidad en México, para no retomar al estancamiento, y para que continúe el avance nacional.

“Démosle a los ciudadanos razones y argumentos constructivos para respaldarnos. Evitemos la retórica destructiva que sólo divide a la sociedad.

“Allá afuera habrá quienes cuestionen mi optimismo, nuestro optimismo y nuestra seguridad en el triunfo del PRI.

“Convocar y alistar, desde ahora, al gran ejército priísta. Hablo de los priístas de cada cuadra, de cada colonia, de cada sección, de cada comunidad y municipio. Hablo de todos los priístas que defienden con orgullo su militancia. Ahí está el corazón, el espíritu, la voz y los brazos del PRI.

“Abramos las puertas a los ciudadanos, a las organizaciones de la sociedad civil, a los expertos y especialistas para construir esta agenda; que se escuchen todas las voces y se retomen las mejores ideas.

“Dejemos para otros partidos las promociones anticipadas. México necesita una agenda para el futuro y el PRI, como lo ha hecho en diversos momentos de nuestra historia, será quien la lleve a cabo.

“La elección de 2016 nos ha dado una gran lección, pero al mismo tiempo una gran oportunidad. Nos recuerda que nuestros gobiernos deben dar resultados concretos y positivos, que debemos mantener la unidad del partido en cada contienda electoral, y que debemos ser íntegros en el ejercicio del gobierno y de la representación popular.

“Quienes llegaron a un puesto público a través del Partido y quebrantaron la ley, traicionan a los electores que confiaron en ellos, traicionaron a la militancia priista y traicionan al PRI. No debemos ser omisos frente a esos casos que indignan”.

NO DA PARA MÁS

Nuestro espacio diario no da para rescatar el discurso íntegro del mexiquense Peña Nieto; el mejor y de los últimos que hará frente a la “crema y nata” del priísmo nacional.

Los hombres y nombres se van, la vida continúa.
En el local donde se desarrolló el evento reinó la felicidad, el apoyo, la confianza, la seguridad, el color y el calor electoral que se avecina (2017 y 2018); sin embargo tuvieron la obligación de retirarse, y al hacerlo más que uno sintió frio.

¡Y cómo no!, los frescos actuales calan los huesos, aunque no tanto como el frío electoral que está sintiendo el Partido Revolucionario Institucional. ¡Aguas!, los expertos en clima político-electoral prevén se puede llegar a varios grados bajo cero. ¡Cúbranse con lo que tengan, no vayan a agarrar una pulmonía!

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico:
aguirre@8columnas.com.mx