A mi manerA

0
94
Alfredo del Mazo Maza. Un cierre de campaña a todo lo que da.

Por Julio A. AGUIRRE

*Candidatos acuartelados.
*La verdad flota.
*Empresarios con
Del Mazo.

No se trata de ser mejor que otra persona, se trata de ser mejor de lo que eras tú mismo el día anterior. Ferran Adriá.

El pasado domingo los candidatos a la gubernatura del Estado de México aprovecharon el día de asueto de la gran mayoría de mexiquenses para cerrar con “broche de oro”, sus campañas.

Pasados sus eventos donde Alfredo del Mazo, Delfina Gómez, Juan Zepeda, Josefina Vázquez Mota y Teresa Castell, se hicieron acompañar de lo “mejorcito” de sus partidos mostrando la unidad o el músculo del que son poseedores, al siguiente día la mayoría fueron, prácticamente, acuartelados.

Como señalamos recientemente, ellos -candidatas y candidatos- habían dicho lo que tenían y hecho lo que debían. El resto de la campaña está en manos de sus equipos de campañas; si alguien se guardó algún misil que les allane el camino rumbo a la silla gubernamental ya no podrá utilizarlo con la misma fuerza e impacto.

Los priistas de toda la vida junto con sus socios (PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social) votarán por Del Mazo, que ni qué. Lo mismo hará en los frentes Acción Nacional apoyando a Josefina Vázquez Mota, los morenistas por Delfina Gómez y perredistas por Juan Zepeda.

Los petistas, por su parte, están hechos un lío -como siempre-. Parte de la militancia se molestó cuando Oscar González Yáñez se rajó y siguió el canto de las sirenas del dueño del partido Morena -Andrés Manuel López Obrador- por lo que el Partido está partido.

Inconformes militantes se sienten traicionados -por el ex candidato en el Estado de México, y por el propio Andrés Manuel- tomando la decisión de apoyar a Juan Zepeda.

Si de por sí el arroyo petista tiene poca agua (votos), imagínese calmar la sed a dos necesitados con vasito para una (Delfina) y un vasito para otro (Zepeda). El laberinto en que se ha convertido el PT es una ventaja para el candidato Alfredo del Mazo, obviamente.

LA MENTIRA CAE SOLA

Decidí que es mejor gritar. El silencio es un verdadero crimen contra la humanidad. Nadezhdada Mandelstam.

La ciudadanía mexiquense fue nuevamente castigada por partidos y candidatos durante la campaña sucia, muy sucia. Acusaciones de aquí, allá y acullá. El desprestigio del enemigo, la consigna. Nadie, salvo Teresa Castell, candidata independiente, se libró y todos sabemos el motivo (nunca ha sido servidora pública y nunca ha pertenecido a ningún partido político).

El borregazo enviado en contra de Josefina Vázquez Mota en el supuesto caso de una investigación hacia su familia por el delito de peculado dejó de ser “noticia”, no sin antes perjudicar a la candidata panista. Exonerada fue la decisión final de la Procuraduría General de la República (PGR).

Ejemplos hay varios. Poco tiempo les queda a los operadores de los candidatos porque el número de indecisos es grande y preocupante. Sembraron la duda en uno y otra con sus mentiras. Decepcionaron a miles de mexiquenses que llenos de coraje pueden aumentar el abstencionismo este 4 de junio.

Hemos escuchado a dos candidatos hacer sus cuentas alegres manejando dos o tres millones de sufragios a su favor con lo que no habrá dicen, duda alguna de su triunfo.

No somos tan optimistas como ellos. Nos gustaría, por el bien de los ciudadanos, que así sea un voto, mil, diez mil o un millón, los partidos y sus abanderados entiendan y acepten el resultado.

No es fácil olvidar y menos aceptar la derrota en el Estado de México; no en este proceso, elección donde va en juego mucho más que la silla gubernamental. Al tiempo.

COMO VA…

Que siempre no…Fue el primero en manifestar que sería candidato a la gubernatura. Fue el primero en arrancar su precampaña y campaña (antes de la hora establecida por el IEEM) y fue el primero en varias iniciativas. Hablamos de Oscar González Yáñez y aquí en su momento se señaló que sería el último en votación.

Nos quedamos cortos. Oscar González ni siquiera al último llegó a la metas. Se rajó a mitad del camino y se lleva su voto para Delfina Gómez. Lo dicho, en política nadie sabe para quién trabaja.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez reí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx